Ciclista arrollada por un autobús. Los implicados se culpan mútuamente

Posted on 10 diciembre 2006. Filed under: Sin categoría | Etiquetas: , , , |

Noticia en La Voz de Galicia del 2.12.2006:

“El conductor sostiene que el bus estaba parado en el semáforo a la espera de girar a la derecha hacia Santa Catalina. Tan pronto se puso en marcha para realizar la maniobra, se produjo el accidente, al aparecer la ciclista rebasándolo por el margen derecho. Su testimonio contó con el respaldo de una mujer que viajaba aquella tarde en el bus. Esta mujer dijo que el autocar estaba parado cuando vio a la ciclista sobrepasar por el lado derecho al automóvil. Luego escuchó el topetazo.

La versión de la víctima es totalmente distinta. Sostuvo en el juicio que circulaba correctamente por el margen derecho de la calzada de San Andrés cuando el bus le rebasó y giró a la derecha sin tener en cuenta su presencia ni señalizar la maniobra con el intermitente, de ahí que la arrollara lateralmente.”

Ahora la señora ha perdido el uso de una mano, y resulta que nadie tiene claro de quien fué la culpa.

Pero ¿es tan dificil? El accidente es un accidente de manual, perfectamente conocido (y por tanto aún más lamentable), descrito por ejemplo aquí. Tiene incluso nombre: el “Choque del semáforo en rojo”, si nos atenemos a la versión del conductor del autobús:

Paras a la derecha de un coche que está esperando en un semáforo en rojo o en un stop. No te puede ver. Cuando el semáforo se pone verde avanzas, y entonces el coche gira a la derecha directo contra ti. Incluso coches de pequeño tamaño pueden atropellarte así, pero esta situación es especialmente peligrosa cuando estás parado al lado de un autobús o un camión. El radio de giro es mucho más cerrado en las ruedas posteriores que en las delanteras y, aunque frenes, pueden aplastarte.

… o el “Choque de giro a la derecha” si nos atenemos a la versión de la víctima:

Un coche te adelanta e intenta girar a la derecha enfrente de ti, o directamente contra ti. Los conductores creen que no vas rápido porque vas en bici, así que no se les ocurre pensar que no puedan adelantarte a tiempo. Aunque hayas tenido que reducir bruscamente la velocidad para no chocar, a menudo no creen haber hecho nada mal.

Los modos que tienen los ciclistas de evitar estos accidentes son también conocidos: “Aléjate del borde derecho de la calzada, sobre todo si te aproximas a un cruce y tú continúas hacia adelante. Evita adelantar a un vehículo por la derecha, sobre todo en las proximidades de un cruce donde el vehículo pueda girar a la derecha. Presta especial atención cuando te encuentres en el ángulo ciego de otros conductores.”

La detención en los semáforos es sencilla:

Ocupa tu lugar en la fila de coches, sin complejos. Sobre todo, mantente fuera del ángulo ciego de los conductores.
Los conductores necesitan ser conscientes de que estás ahí, para maniobrar adecuadamente. Si decides colarte hasta el frente de la fila, asegúrate de que quedas a su vista. Incluso es conveniente, mientras dura el rojo, hacer contacto visual con los conductores y hacerles un gesto avisándoles de tu rumbo.

Ya sé lo que quizá estás pensando, amable lector: que ahí parado te tragas todo el humo del coche de delante. También eso es sencillo: deja dos o tres metros entre tu bici y el coche: respirarás aire normal de la calle y ocuparás con tu vehículo exactamente el mismo espacio que ocupan los demás con los suyos. Tienes derecho a ello (a mí ningún automovilista me ha protestado nunca por hacerlo así).

La maniobra de atravesar un cruce de calles tampoco tiene complicaciones:

Aléjate del borde derecho con antelación suficiente antes de un cruce si no vas a girar a la derecha: ocupa el centro del carril. Los conductores que quieran girar verán tu intención, se darán cuenta de que no pueden adelantarte con seguridad y esperarán detrás de tí a hacer el giro.
(Por supuesto: haz la maniobra correctamente para evitar el tipo de choque número 7: alcance por detrás).

En todo caso, y volviendo a nuestro accidente, lo que parece claro es que, estuviese el semáforo en rojo o en verde, la víctima se estaba manteniendo indebidamente (aunque ella crea que no) en el borde derecho de la calzada, que por tanto se colocó en una posición donde dificultaba el ser detectada por el conductor del autobús, y que quizá estaba adelantando por la derecha al autobus en un punto en que no debía hacerlo… Muchísimos ciclistas hacen eso: circular pegados al borde, como si creyesen que ese es su sitio natural, como si tuviesen miedo de salir de ahí… ¿Por qué hacen eso?

Porque los ciclistas se han acostumbrado a circular como si estuviesen en un “carril-bici imaginario”

(quizá mientras esperan a que les pongan uno real).


“Yo por mi carrilbicito
aunque no haya carrilbicito.”

¡¡¡Crash!!!

¿He dicho ya antes que la mentalidad carrilbicista produce accidentes incluso en lugares donde no hay carriles-bici?

APRENDE A CIRCULAR CON EL TRÁFICO, CHAVAL,
Y OCUPA TU LUGAR EN LA CALZADA,
QUE LOS AUTOMOVILISTAS NO TE VAN A COMER

Txarli
Carril-bici KK peligrosa, incluso en la imaginación.
http://www.ciudadciclista.org/

Enlace aquí | Home | Lista de correo | CiudadCiclista

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: