Carril-posibilismo y otras hipocresías.

Posted on 12 junio 2011. Filed under: Madrid, Sevilla | Etiquetas: , , , , , , |

Las cosas van evolucionando poco a poco: los peatones van despertando, y un número creciente de grupos (no sólo CiudadCiclista, la BiciEscuela de Granada y GuadaENBICI, sino también Getafenbici, MelillaConBici o Cíclope, de Leganés están empezando a cuestionarse públicamente diversos aspectos del dogma carrilbicista (y más que, seguro, se lo están cuestionando en privado). Como dice uno de nuestros carril-pitecantropus favoritos


Sí, pero el caso es que ahí siguen [los ciclistas integradores]. Hace meses eran la marginalidad más absoluta, y de repente…


… Y “de repente”, pues parece que ya no somos “la marginalidad más absoluta”, lo cual, claro, le parece de lo más inconveniente.

En fin: aunque los carrilbicistas se dirigen ahora ellos mismos hacia “la marginalidad más absoluta”, está claro que no lo van a hacer por las buenas ni en silencio: mientras los carril-pitecatropus se aprestan a presentar nuevas batallas, más fieras y mezquinas si cabe, otros sectores menos enCBYnados del carrilbicismo van a intentar adaptarse a los nuevos tiempos: la consigna es, claro, que cambie el discurso para que nada cambie en la esencia.

Uno de los varios modos de adaptación de la carril-tribu que están apareciendo es lo que podríamos llamar “carril-posibilismo”, o quizá “carril-realismo”. La diferencia entre esta nueva variante y el carril-cebollismo tradicional es que mientras que el discurso tradicional se resumía esencialmente en…


“¡Carril-bici YA por toda la ciudá! ¡Porque el ideal de la ciudá es estar plagada de carriles-bici por todos lados!”


la variante carril-posibilista disimula con el discurso…


“¡Carril-bici YA para que los usen los ciclistas, hasta que haya tantos ciclistas que ya no los necesiten!”


Como te habrás dado cuenta, amable lectora, el punto común en ambas versiones, la esencia irrenunciable, es el “Carril-bici YA”.

Un dogma central a la nueva teología carril-posibilista es el Sagrado Misterio de la Descarrilficación, que es un poco (para que lo entiendas, amable lectora) como el Misterio de la Transusbtanciación en la doctrina católica: en la Transubstanciación, el pan y el vino de la Eucaristía se convierten, por obra y gracia de “de la palabra de Cristo y de la acción del Espíritu Santo”, en “el cuerpo y la sangre de Cristo”. Análogamente, en la doctrina carril-posibilista, los carriles-bici que se han estado construyendo durante X años se convierten de pronto, por obra y gracia de su propia existencia, en innecesarios. Toma ya. Por supuesto, un misterio de esta profundidad sólo puede ser comprendido por alguien con una preparación carril-teológica adecuada y que ha sido bendecido con auténtica Carril-Fe. Así que si a tí, amable lectora, te parece inverosímil que construir carriles-bici sea el sacramento adecuado para hacerlos innecesarios, es porque eres una impía y una descreída, y vas a hervir eternamente en el asfalto ardiente del infienno carrilbicista.

Los eslóganes de la nueva escuela carril-posibilista siempre han estado larvados en el discurso carrilbicista más cavernícola, pero últimamente están apareciendo con nuevas formulaciones más elegantes y modennas:


Pero ahora volvemos a lo del realismo. Puedo perder el tiempo pidiendo que quiten el carril de Serrano o puedo decir: Ya que tuvisteis que poner un carril en Serrano, pues por lo menos arreglad la chapuza que habéis hecho dentro de lo posible para que por lo menos sirva de algo.


Fíjate, amable lectora, que lo que nuestro carril-posibilista de turno está diciendo, con toda su preocupación por la calidad del carril-bici de Serrano, se reduce a:


En treinta años de carril-activismo sólo hemos conseguido mierda. Dado que lo que tenemos es mierda, tenemos que concentrarnos en gestionar esa mierda para intentar mejorarla.


Carril-cojonudo, ¿no? Y este menda es de los “avanzados”.

Con todo, una de las joyitas más cercanas del carril-posibilismo new wave se ha producido con motivo de la reciente polémica sobre la supuesta futura legalización de las bicis por las aceras. Como decía más arriba, la asociación Cíclope de Leganés publicó una lucidísima nota en la que llevaba la contraria a la infame posición oficial de ConCarrilBici. En los comentarios al artículo apareció una nota atribuida a uno de los carril-Popes de la Iglesia Carrilbicólica Nacional, que reproduzco en su integridad por su interés no solo histórico, sino antropológico:

Image hosted by Photobucket.com

yogurblanco dijo…

(Comentario de Ricardo Marqués, presidente de www.acontramano.org el cual traslado porque no le es posible reflejarlo personalmente por motivos técnicos): La cuestión de que los ciclistas circulen o no por la acera no se resuelve con legislación sino ofreciendo a los ciclistas un espacio seguro para circular. Mientras ese espacio no exista, muchos ciclistas seguirán prefiriendo circular por algunas aceras en algunas calles especialmente peligrosas (el que no lo haya hecho nunca que levente la mano).

Por eso la posición de ConBici es una posición gradualista y realista, que trata de conseguir que los ciclistas DEJEN DE CIRCULAR por las aceras como consecuencia de la pacificación del tráfico y de la creación de infraestructura ciclista, no obligados por una ley que no olvidemos que ES LA QUE EXISTE HOY (Art.121.3 citado) Y QUE ES LA QUE HOY NO SE CUMPLE. Es decir una ley que ha demostrado durante años que NO es un modo eficaz de conseguir que los ciclistas dejen de ir por las aceras

Image hosted by Photobucket.com


Convendrás conmigo, amable lectora, en que lo primero que llama la atención es que “a Ricardo Marqués (el carril-Pope que firma el texto) no le es posible reflejarlo personalmente por motivos técnicos”, motivo por el cual uno de sus carril-monaguillos, que parece considerar palabra carril-sagrada lo que Ricardo Marqués escribe, se ha apresurado a transmitirlo hasta el artículo de los descreidos. Uno se pregunta cuales son los “motivos técnicos” que impiden al carril-Pope escribir su encíclica en persona: parece improbable que Ricardo Marqués no tenga ordenador con conexión a Internet, así que caben dos hipótesis sobre los “motivos técnicos”: quizá el Carril-Pope se considera demasiado importante para dirigirse en persona a los carril-infieles (más importante de hecho que el Papa de Roma, que sí que firma en persona sus encíclicas), o quizá el Carril-Pope no quiere escribir en persona en un hilo de comentarios porque eso, aparte de rebajar su carril-dignidad, técnicamente le obligaría a leer (y quizá a contestar) algunas repuestas no demasiado halagadoras. Mejor mantener las distancias: al fin y al cabo, siempre ha habido clases, y las curias de todas las Iglesias lo saben bien.

Lo segundo que llama la atención es la absolutamente flipante (relee el texto, amable lectora) afirmación de la legalización de las bicis por las aceras se hace para tratar de conseguir que los ciclistas DEJEN DE CIRCULAR por las aceras, porque oiga usté: las prohibiciones de chicha y nabo como la que hay hasta ahora, sin intención en la Policía de hacerlas efectivas, no han servido para nada. Así que lo mejor para que los ciclistas abandonen las aceras es legalizar su presencia en ellas”..

Absolutamente flipante.

Esta es la gente que pilota el carril-chou celtibérico. Con dos cojones y una sola neurona.

O ninguna.

Txarli
[carril-Krusty]

CiudadCiclista | Lista de correo | Wiki CC

El Catecismo de la Iglesia Carrilbicólica.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

3 comentarios to “Carril-posibilismo y otras hipocresías.”

RSS Feed for El carril-bici es el opio del pueblo ciclista Comments RSS Feed

la variante carril-posibilista disimula con el discurso…

“¡Carril-bici YA para que los usen los ciclistas, hasta que haya tantos ciclistas que ya no los necesiten!”

Repasando todos los manuales para el diseño de carriles-bici se observa que el ancho de estas vías está descrito en 1.2m por sentido de circulación para los carriles-bici bidireccionales. Por lo tanto, en el momento en que crezca la densidad de ciclistas circulando por estas vías… no ocurrirá que ya no las “necesiten” (que me temo que estos carril-posibilistas lo enmarcan en la carestía del petróleo), sino que los ciclistas estarán colapsados de por vida en estas angostas vías… destruyendo el atractivo y potencial de la bicicleta como medio de transporte efectivo, por lo que tampoco será atractivo para aquellos que deseen cambiar el coche, la moto o el ciclomotor por la bici en sus trayectos urbanos.

Saludos

Con esto que dices he caido en la cuenta de algo que está implícito quizá en vuestro vídeo, (al que tendré que dedicar un dia un artículo por derecho propio, ahora que lo pienso) pero en lo que no había reparado: si estás circulando por la calzada, los coches tienen la obligación legal de dejarte metro y medio de separación (que normalmente significa cambiar de carril) para adelantarte. Pero si resulta que vas por un carril-bici (aunque sea unidireccional) de 1,2 metros (de lo mejor que se hace, vaya) pues resulta que los automovilistas ya no tienen obligación de separarse más, porque ellos van por “su” carril y tú por “el tuyo”. Con lo cual, el efecto neto de la carril-mierda es, de hecho, disminuir la separación legal a la que pueden adelantarte los automovilistas (y la separación que te dejan en la realidad, claro).

Todo son “ventajas”, ¿eh?

En el vídeo está explicado cómo esa distancia lateral se reduce a 40 ó 50 cm, en el caso de los carriles-bici (vía ciclista segregada a cota de calzada). En las aceras-bici las distancias laterales respecto a los adelantamientos de los vehículos de la calzada es muy superior, sin embargo, son las distancias respecto al mobiliario urbano y a los peatones las que son insuficientes como para circular a más de 5 ó 10 Km/h. Y todo esto se agrava, como decía antes, si encima el número de ciclistas aumenta.


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: