Vitoria- Gasteiz: Rosario de accidentes anónimos.

Posted on 12 diciembre 2011. Filed under: Vitoria | Etiquetas: , , , |

Un artículo en El Correo de Álava, sobre el candente tema ¿Tiene preferencia la bici en un paso de cebra? empieza por mostrar de refilón el desastre que está suponiendo la orgía de “ordenanzas locales de la bicicleta” (¡Aleluya!), gracias a las cuales, lo que puedes hacer con normalidad con tu bici en una ciudad te puede hacer ganarte una multa (o puede simplemente matarte) si lo haces en otra:


Hace tiempo que la calle y los foros de internet debaten sobre la preferencia o no de las bicicletas en los pasos de peatones sin señalizar con semáforos, a causa del aumento del número de accidentes. Hay ciudades que ya han regulado con ordenanzas a favor de los ciclistas. Pero en Vitoria se mantiene la aplicación del código de circulación y la actual ordenanza municipal de tráfico.

Y a continuación pasa a detallar la realidad a la que nos ha conducido el carril-descerebramiento en el que estamos inmersos (recordemos que Vitoria fue una ciudad pionera en el establecimiento de una “red ciclista (¡aleluya!)”:


Pero, ¿lo tiene claro todo el mundo? No, evidentemente. En la confluencia del Paseo de la Universidad con Comandante Izarduy, un paso de cebra muy utilizado por ciclistas, Ibai y Oier, dos chicos de 15 años, que estudian cuarto curso de la ESO, se lanzaban sobre el paso de cebra a pesar de haber visto a una camioneta de la limpieza acercarse. El conductor frenó a tiempo para que pasaran los adolescentes. Esta situación se ha dado recientemente. «Yo me paro siempre porque sé que no tengo preferencia. Ya me ha atropellado un coche en Lakua, en un paso junto al instituto Mendebaldea», cuenta Ibai.

Pues ahí estamos: un chaval contando un carril-accidente que (me permito apostar) no está en ninguna estadística, y si lo está lo estáran utilizando para pedir y poner más carril-mierda. Y seguimos, ya que estamos en ello, con otro testimonio:


Circulando con mi coche he tenido un incidente con un ciclista en la Zumaquera. Apareció de repente como una exhalación. Tuve que frenar en seco.

Sigue inmediatamente la constatación, que puede hacer cualquiera con ojos en la cara y neuronas en la cabeza (que no parece ser el caso ni de los carril-activistas ni de los carril-políticos), del espantoso efecto que producen los carriles-bici en la disciplina viaria y el civismo de los usuarios:

Además de los pasos de cebra, el conductor apunta la calle Francia como una zona donde los ciclistas incumplen todas las normas. «Van por el carril bus y en dirección contraria», sostiene.


Ahí tenemos a un taxista (esos que son tan malos) diciendo dos y dos son cuatro, los dos y dos son cuatro que la carril-horda se empeña en hacer como que no ve, o en hacer como que tiene solución:

Los giros a derecha con el carril bici por medio «son muy peligrosos».


¿Por qué rayos el periodista pone las comillas en «son muy peligrosos»? LOS CARRILES-BICI SON PELIGROSOS. Y punto. Sin comillas. Los activistas ciclistas de Vitoria pueden continuar mareando la perdiz con consejos beatíficos que ni los chavales ni los adultos van a cumplir…


Mi consejo en los pasos de cebra es mirar incluso cuando el semáforo está rojo. No fiarse nunca y cuando no pasa nadie, cruzarlo.


Y pueden seguir con exigencias estúpidas y con clichés descerebrados del mismo carrete que llevan gastando desde hace treinta años, intentando militarizar la ciudad “a beneficio” del ciclista y extendiendo las calumnias habituales sobre los automovilistas:


Diana Paniagua, sin embargo, reclama más señalización. Especialmente de tipo vertical en todas las intersecciones de carriles-bici. «Los coches no ven nada, hay que avisar de la presencia de los ciclistas. Y prohibir los semáforos ámbar para los coches. No respetan a los ciclistas», reclama Diana.


Y todo ello, ¿por qué? por continuar haciendo el mismo ejercicio que llevan haciendo toda la vida de carril-tortícolis: mirando hacia cualquier lado y diciendo cualquier tontería con tal de no mirar y decir lo único que puede resolver la situación:

La bici es un vehículo, los ciclistas somos conductores, nuestras obligaciones y derechos son los de cualquier conductor, y el lugar donde más seguros estamos es donde los otros conductores esperan encontrar otros vehículos: en la puta calzada.

Exactamente, ¿qué parte de BICIS A LA CALZADA, YA es la que no entendeis, colegas?

Txarli

CiudadCiclista | Lista de correo | Wiki CC

Vitoria, que fue una ciudad pionera en las políticas carril-jurásicas que tan de moda han estado, lleva un currículum de accidentes que ya ya…

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: