Paris

Zonas 30, carriles-bici 10.

Posted on 21 septiembre 2012. Filed under: Paris | Etiquetas: , , |

Pues siguen ganando los coches, ¿no?


Es lo que aquí llaman con envidia “los países más avanzados de Uropa”.

Txarli

CiudadCiclista | Lista de correo | Wiki CC

Este otro vídeo de París tampoco tiene desperdicio.
Leer entrada completa | Make a Comment ( 7 so far )

Otro carrilbicista documentando cándidamente en vídeo la peligrosidad de las vías segregadas.

Posted on 28 enero 2010. Filed under: Paris | Etiquetas: , , , , , , |

Ladyverd

Un menda filma un vídeo recopilando incidentes que ha tenido durante un año de bicicleta en París, intentando demostrar lo desaprensivos que son los conductores y los autobuseros, lo peligroso que es el tráfico y tal y cual: lo de siempre.

Y al final lo único que consigue hacer (y además sin proponérselo y sin
darse cuenta real) es un vídeo sobre los desastres de las vías segregas:

Análisis extraído de un mensaje ya antiguo en la lista de CiudadCiclista, que sería una pena desperdiciar:

0:30: moto adelanta por la derecha.
0:33: coche adelanta por la derecha (aunque este es mas raro: tiene pinta de que puede estar entrando desde otra calle).
0:37: moto adelanta por la derecha.
0:53: un cartel de “compartir la calle” convertido en sutil propaganda carrilbicista.
2:10 a 2:35: lloriqueos sobre gente irrumpiendo en el carril-bus (incluso sobre autobuses irrumpiendo en el carril-bus, ja ja ja).
2:38: “Vamos por los carriles-bici porque nos obliga la ley”. Ya le vale.
2:40 a 3:38: repaso exclusivamentea problemas en los carriles-bici.
3:40 a 4:00: lloriqueos porque los coches no respetan las líneas avanzadas para ciclistas.
4:01 a 4:25: lloriqueando porque aunque en París han puesto sentidos reservados a ciclistas, no han estrechado los coches para que las bicis los puedan usar sin problemas.
4:26 a 4:45: lloriqueando porque los automovilistas abren la puerta cuando él pasa demasiado cerca de ellos.
4:46 a 5:06: exibición de cómo sabe sobrevivir a los coches que le pasan pegando mientras circula pésimamente on la bici.
5:07 a 5:37: nuevo festival de problemas en los carriles-bici.
5:38 a 6:09: pupurri con un poquito de todo lo anterior.
6:10 a 6:24: El espantoso problema de los ángulos muertos: la solución es que los camiones y los coches estén alicatados de espejos retrovisores para poder ver todos los ángulos posibles (falta por crear genéticamente conductores con cien ojos que puedan mirar a todos los retrovisores a la vez, claro).
6:25 a 6:50: más problemas con los carriles-bici que, fíjate tú que casualidad, están todo el rato en el ángulo muerto. No está muy claro si lo que quiere decir es que los autobuses deberían saltar para cruzarlos sin interferir con los sagrados ciclistas.
6:51 a 7:30: bis final de problemas con los carriles-bici.
7:31 al final: sentimentalada.

El Gran Gurú de los Risueños Carrilbicistas presenta el vídeo diciendo que “en él se ve que en París también tienen sus problemas“.

Se le “olvida”, por supuesto, decir que el problema que subyace a casi todos los que se ven en el vídeo es, sencillamente, la presencia de las vías segregadas.

Y, aparentemente, nadie lo nota.

En fin.

Txarli

CiudadCiclista | Lista de correo | Wiki CC

Otro carrilbicista haciéndose el “crítico” y documentando sin darse cuenta en vídeo su propio ridículo aquí.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 10 so far )

Paris, “ciudad modelo de las modernas infraestructuras ciclistas”.

Posted on 25 junio 2005. Filed under: Paris | Etiquetas: , |

Como mencionaba en mi entrada anterior, en el congreso Velo-City de Dublin se vio que el rollito de los “carriles bici” es algo que se la pone dura a los “peces gordos” que van de progres (alcaldes, ministros, politiquillos…), porque es algo muy visible con lo que hacerse la foto, y es algo muy simple de contar: “Hemos hecho X km. de carriles bici, ¡que guais somos!”.

Otra cosa no se vio en el congreso, pero la sostengo yo aquí: el rollito de los “carriles bici” también se la pone muy dura a algunos “representantes ciclistas” a los que les encanta sobarse el lomo con los politiquillos y hacerse la foto con ellos, y contarlo: “Hemos conseguido que pongan X km. de carriles bici, ¡que guais somos!”. Sólo así se explica el desprecio que algunos carrilbicistas muestran (digan lo que digan de boquilla) por todo lo que se sabe sobre los problemas de seguridad que las vías segregadas tienen.

Es sabido que el uso de la bici ha subido muchísimo en Paris en la última década. Quizá es menos sabido que la explosión comenzó con una de las famosas huelgas salvajes del transporte público en París en los años 90, que colapsó la ciudad durante meses y que obligó a la gente, después de semanas de confusión y frustración, a buscarse la vida para ir a los sitios: miles de parisines sacaron sus bicis de casa en aquella época, y muches de elles le cogieron el gusto al aparato y no las han volvieron a guardar en casa cuando la “normalidad” del transporte se restableció. Y hasta hoy, pedaleando felizmente y cada vez más gente.

Quizá es por este origen súbito y durante una crisis por lo que los ciclistas en Paris tienen (me parece recordar) unos hábitos de circulación integrada más arraigados que en otras ciudades. Aunque quizá eso se está perdiendo…

Lo que ha ocurrido en Paris más recientemente también es estándar: los políticos parisinos detectaron que había que hacer algo y que sería políticamente rentable funcionar a favor de los clichés ciclo-urbanos: así fue como las “vías ciclistas” hicieron a posteriori su aparición. Seguro que hoy ya hay mucha gente que cree que han sido las “vías ciclistas” las que han traido las bicis a París aunque haya sido al revés, y muy pronto el proceso real habrá sido olvidado por casi todos. Gloria a las “vias ciclistas”, que saben llevarse todo el mérito con el apoyo de sus cómplices.

El congreso Velo-City de 2003 ocurrió en Paris. En consecuencia, la ciudad pasó unos años “lavándose la cara ciclista” para dar una buena imagen de “ciudad ciclable”. En consecuencia también, el alcalde de París estuvo en Dublín resumiendo las maravillas que la ciudad había hecho en estos últimos años. Había algunas buenas ideas que merecian consideración, pero las vías segregadas tenían un papel estelar, por supuesto.

En la presentación del alcalde de Paris hubo dos momentos cómicos: uno, cuando comentando la idea de que ciertas calles de sentidos únicos para los coches no lo fuesen para las bicis (que podrían por tanto ir en dirección contraria a los coches por esas calles), puso esta imagen (lo siento: no tenía la cámara preparada para semejante joya, y me salió movida con la precipitación):

Image hosted by Photobucket.com
El alcalde de Paris está orgulloso del ancho de esta “via a contradirección” en una calle de su ciudad.

El otro momento cómico ocurrió cuando, mostrando un mapa con la “red de vías ciclistas” de la ciudad, nuestro hombre señaló unos cuantos “puntos rojos” que estaban “pendientes de resolver”. Y sacó está imagen:

Image hosted by Photobucket.com
Vale, llegamos hasta aquí en una “vía ciclista”, y ahora ¿cómo atravesamos esto?

El alcalde le dedicó unos segundos para decir que “este tipo de puntos todavía tenemos que encontrar como solucionarlos”. Hay algunas docenillas de plazas así en Paris, y esta no es ni mucho menos la mas interesante. El hecho puro y simple es que es imposible tratar este tipo de plazas con tećnicas de segregación… y que eso convierte en absurdas todas las vías segregadas que conducen hasta estos sitios. Sería mucho mas efectiva y cuerda una política decidida de integración generalizada de la bici.

Pero claro, eso el Alcalde no lo va a decir: él dice que “están buscando soluciones”.

Txarli
Carril Bici NO
Queremos toda la calle.

enlace | Home

Leer entrada completa | Make a Comment ( None so far )

Congreso Velo-city: ¿integración o segregación de las bicicletas?

Posted on 22 junio 2005. Filed under: Paris | Etiquetas: , |

Cuando estuve en el Velo-City de París, en 2003, todavía comulgaba con la rueda de molino de los carriles bici, así que no presté ninguna atención al tema en las sesiones. Esta vez he ido a Dublín dispuesto a tomarle el pulso al problema en cualquier oportunidad que tuviese (De hecho, tenía la esperanza de encontrar en el congreso a alguno de los más notorios carrilbicistas españoles pero, vaya por Dios, solo había gente razonable que, incluso favorable a las vías segregadas, estaban dispuestos a explorar los aspectos oscuros del totem rojo).

Lo primero a notar es que el tema de las vías segregadas (en cualquiera de sus nombres: bike lanes, cycle tracks, segregated facilities) es completamente marginal respecto a las ciento y pico ponencias y posters del congreso (excepto en un poster / exposición del Dublin Cycling Campaing (DCC), dedicado precisamente a documentar las salvajadas que reciben el nombre de “Cycle Tracks” en Dublín). Algunas ponencias trataban el tema de la segregación conjunta de las bicis con los buses (el “carril bici-bus”), y al menos una de éstas se centraba en los problemas de seguridad y diseño que el concepto de “carril bici-bus” produce. Había también una ponencia sobre sendas ciclables en Perth (Australia) y otra sobre las vías verdes en Barcelona, pero todas esas (aunque a los carrilbicistas les encanta mencionarlas junto con su mierda roja) no son vias segregadas.

Hubo también un debate (que me perdí) que con el inocente título de “trabajar juntos en problemas comunes” puso mano a mano a una representante del “modelo holandés” (vias segregadas a tutiplén) con un miembro del DCC. La descripción del debate en el programa del congreso no deja lugar a dudas de que se preveía “calentito”, y sabiendo como sé ahora la posición de los chicos del DCC sobre la mierda roja, estoy seguro de que tuvo que ser emocionante.

Por otra parte, un número interesante de ponencias mostraban una posición “blanda” de “dejar atrás” o “obviar” el tema de las V.S. como si fuesen una de esas cosas que, bueno, están ahí, pero de las que no es muy elegante hablar. Esas ponencias estaban dedicadas a alternativas a las vías segregadas y a políticas centradas en la integración. Algunos ejemplos:

– Ponencia sobre “infraestructuras invisibles” dirigidas a integrar la bici sin ni siquiera mencionarla en absoluto. Excelente. Por supuesto, ninguna de las infraestructuras tratadas se dirigía a la segregación de las bicis.

– Estupenda ponencia sobre el concepto de “Calles completas” (Complete Streets) muy reveladora para mí: ilustraba muy bien la idea de que una calle que no es adecuada para la bici padece alguna “enfermedad” que no se cura con un carril bici.

– Una sesión completa dedicada a “Interacción entre las bicis y el tráfico en los cruces y rotondas”. (¡Toma ya!). Los carrilbicistas se lo pasan estupendamente marcando en los mapas rayas rojas para su “red básica de vías ciclistas” y haciendo como que los cruces (que es donde realmente se juegan el órdago los ciclistas urbanos) no existiesen. Eso adquirió tintes cómicos en la presentación del alcalde de París, dedicada a fardar de los maravillosos avances de su ciudad en los últimos dos años: mostraba un mapa de las vías ciclistas de París (segregadas o no), con unos “puntos negros”. Puso una foto de uno de los “puntos negros” sobre los que confluían varios carriles bici: era la Place de l’Étoile (un lugar completamente inmanejable desde un planteamiento segregacionista); el alcalde lo resolvió diciendo risueño: “Para este tipo de puntos todavía tenemos que encontrar solución”.

– Ponencia sobre estrategias pro-bici en Sandnes, Noruega, en la que las vías segregadas brillaban por su ausencia, y en la que sí que había una lista entera de ideas que los carrilbicistas están demasiado ocupados para considerar.

– Dos ponencias, dos, en distintos momentos del congreso, sobre “circulación integrada” (“Sharing Road Space”); una de Velo Quebec, y la otra del “Departamento de Integración del tráfico” de Victoria, Australia. Me las perdí: uno no puede estar en todos los sitios.

– Ponencia sobre “Líneas adelantadas de detención para bicis”… para bicis que circulan con el tráfico, se entiende.

– Ponencia sobre diseño integrador de calles residenciales.

Otras ponencias atacaban directamente las políticas basadas en la segregación:

– Una ponencia demoledora de Rod King, del Warrington Cycling Campaign (WCC), comparando las políticas de segregadoras de Warrington con las integradoras de Hilden (Alemania). Según decía Rod, la experiencia de Hilden ha cambiado por completo el modo en que el WCC plantea su activismo ciclista.

– Un debate sobre integración: “Should cyclists be able to cycle anywhere in the city?” con una ponencia de André Pettinga, consultor holandés, clamando: “¡No copieis el ejemplo de Holanda!”, y otra ponencia vitriólica del Dublin Cycling Campaing respecto a las flamantes vías segregadas de Dublín.

Y muchísimas ponencias se concentraban en aspectos completamente perpendiculares al espítitu segregacionista español, que está esperando a que ponan los carriles bici para hacer alguna otra cosa:

– Una sesión completa de ponencias sobre promoción de la bici a través de la educación.

– Una sesión completa sobre “ir en bici a la escuela” en la que (al menos en los resúmenes: yo no asistí) ni siquiera se mencionan las vías segregadas.

– Ponencia sobre programas de promoción de la bicicleta en empresas.

– etc…

Aparte de esto, el problema de la segregación surgió en varios debates en los que yo estuve presente, incluso en ponencias que no tenían relación directa con ello. Me resultó especialmente conmovedora la intervención de una chica que estaba participando en el diseño de la “red de vías ciclistas” en Londres, y que sin embargo (y lo decía así, con toda candidez) veía una cantidad suficiente de problemas como para no estar en absoluto segura de que “ese fuera el camino”.

También se percibía cierta correlación entre la posición de cada asistente y su enfoque de las vías segregadas:

Así está cada cual

A decir verdad, la presentación de Enrique Peñalosa sobre la evolución de Bogotá fué estupenda: parece realmente haberle dado la vuelta a la ciudad, no solo en el tema de las bicis. Lo que a mí me chirriaba es que (dado que estábamos tratando de bicis, y quizá queriendo parecer moderno y “uropeo”), partía del hecho de que la bici era el único vehículo accesible a buena parte de la población y hablaba de la “construcción de vías ciclistas” cuando algunas veces lo que habían hecho era simplemente asfaltar las puñeteras calles (a veces reservándolas para las bicis). Se hacía dificil ver qué combinación de vías segregadas + vías integradas + vias exclusivas había en Bogotá… Viendo sus fotos a la vez que se oía su discurso, Peñalosa parecía muy “carrilbicista” de palabra, pero resultaba mas bien “carrilcochista” de obra… y por sus obras los conocereis. ;-). En fin: queda la incógnita.

Un artículo sobre Peñalosa y su labor en Bogotá: http://www.yesmagazine.org/article.asp?ID=615

Otro artículo sobre Peñalosa, en Bicitekas: http://www.bicitekas.org/proyectobogota/penalosa.html

Txarli

Carril Bici NO
Toda la calle es nuestra.

enlace | Home

Leer entrada completa | Make a Comment ( None so far )

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...