El Ayuntamiento de Sevilla; el Tribunal Supremo; ConCarrilBici…

Posted on 12 marzo 2012. Filed under: Madrid, Sevilla | Etiquetas: , , , , , , , , , |

Este artículo llega con muchísimo (como un año, o más) retraso, y casi sólo en una especie de esfuerzo por ajustar las cuentas con la sarta de jilipolleces políticas que ha caracterizado la última legislatura, y poner las cosas en su sitio antes de que empiece la siguiente.

La noticia es sabida, y se propagó hace (¡ya!) más de un año como un incendio por todo el carrilbicismo nacional: ¡El Tribunal Supremo ha avalado la ordenanza de circulación de bicicletas de Sevilla! ¡El Tribunal Supremo ha avalado la ordenanza de circulación de bicicletas de Sevilla!

Bueno, vale, pues si.

Como no podia ser menos, la historia rebotó de acá para allá en plan sensacionalista en periódicos y carril-grupos por doquier; se hicieron encuestas que, a pesar de su espantosa confusión conceptual que muestran entre aceras y zonas peatonales (confusión que a los carrilbicistas les encanta) dejaban unos resultados clarísimos sobre la opinión de los no-ciclistas, a pesar de lo cual el atropello fue celebrado por grupos políticos y carril-politiquillos sevillanos. En todo este proceso de contaminación, la idea de que el TS había aprobado algo que nadie sabía concretamente que era (la Ordenanza de Sevilla) se convirtió en un eslogan mucho más general y más satisfactorio para la carril-troupe:

Image hosted by Photobucket.com

¡El Tribunal Supremo ha autorizado la circulación en bicicleta por las aceras! ¡El Tribunal Supremo ha autorizado la circulación en bicicleta por las aceras!

Image hosted by Photobucket.com


El daño ya estaba hecho: la locura entre los carril-orcos se desató inmediatamente, y todos los gilipollas que iban por ahí circulando por las aceras con sus bicis se sintieron de pronto envalentonados. Para los peatones se hizo todavía mucho más dificil resistir el abuso, porque ahora los bici-cretinos cultivados como champiñones en las cuevas de ConCarrilBici se sentían fuertes para plantar cara cuando un peatón les reciminaba un atropello: “Yo no voy en bici por la acera porque yo sea un imbécil, oiga usté. Yo voy en bici por la acera porque el Tribunal Supremo, nada menos, ha dicho que puedo hacerlo. Jódase, peatón de mierda. En vez de quejarse, lo que tiene que hacer usted es coger su bici, y así podrá ir también tranquilo por la acera.

¿Exagero? No hay mas que echar un vistazo a los comentarios cuando la noticia llegó a Menéame para comprobar con unas cuantas perlas cual es el estado de ánimo que se produjo entre la carril-chusma:

Dios! qué ganas de toparme con un local por València! Al menos ya hay jurisprudencia…


el València hay sitios donde no hay carril bici, y entre ir por la calzada, o por la acera, cualquier persona con dos dedos de frente se sube a la acera.


si hay que elegir entre los de ciclista y peatón, y los de vehículo a motor y ciclista, me quedo con los primeros.


Por supuesto: se queda con “los primeros” porque el que se rompe los huesos no es él, sino el peatón que ha atropellado… pero dejemos esos pequeños detalles.

Como decía, el daño ya estaba hecho, y siguió: a la peculiar interpretación de la sentencia del TS siguió un borrador de ordenanza de la DGT, que en su momento califiqué sin ninguna ambiguedad como pura jilipollez, y que sin duda ha contribuido al clima desastroso que se ha estado desarrollando durante el último año para los peatones.

Desde luego, el público en general o la peña de Menéame en particular puede pensar cualquier cosa sobre el tema, porque al fin y al caboa ni tienen la más mínima idea ni el más mínimo interés en tenerla. Pero la interpretación que hizo expresamente ConCarriBici de que “El Tribunal Supremo ha legalizado la circulación en bicicleta por las aceras” no es en absoluto ni casual ni inocente, y se ajusta por completo a la estrategia que esos retrasados mentales han estado siguiendo durante veinte años.

Image hosted by Photobucket.com

el Alto Tribunal avala nuestras tesis en lo que respecta a la legalidad de permitir el tránsito de bicicletas por aceras y zonas peatonales bajo determinados supuestos,

Image hosted by Photobucket.com


Esas tenemos: esos imbéciles se la cogen con papel de fumar diciendo con el rollito de “bajo determinados supuestos”, toma ya, mientras entretanto, por pueblos y ciudades, de pronto los ciclomongolos pasaban a “tener razón”.

Una cosa que tienen las gilipolleces (y también las jilipolleces) es que se reproducen como ratas en celo continuo, y resulta muy dificil exterminarlas. Así, la jilipollez de que el Tribunal Supremo había legalizado la circulación en bici por las aceras pasó de la prensa a los carril-blogs de siempre, y de ahí pasa a contaminar otros Ayuntamientos, justificar auténticos delirios, y salta el charco para contaminar a los mexicanos y a cualquiera que sepa leer esa mierda. Y cuando alguien va e intenta poner un poco de racionalidad en el tema, pues entonces Marqués, el Sumo Carril-Pontífice de la Archidiócesis Sevillana, siguiendo su ya establecida costumbre de hacer que sus monaguillos le publiquen sus carril-encíclicas (porque él es demasiado excelso para dirigirse directamente a la plebe), pues va y contesta sus habituales estúpidas músicas celestiales:

Image hosted by Photobucket.com

Bueno, el presidente de la asociacion Acontramano le responde lo siguiente, supongo que ya lo habrá leido.

Aquí va su mensaje:

Si bien la frase en cuestión no figura en la argumentación del TS, si figura explícitamente en el recurso (como norma recurrida), por lo que la argumentación general del Supremo (que habla ta,mbien de adecuar la norma a la nueva realidad del ciclismo urbano) puede considerarse que se aplica también a este precepto en concreto, como de hecho reconoces al final de tu post.

Respecto de las dificulatdes y problemas que crea la circulación compartida de bicis y peatones (algo común en muchas áreas de ciudades europeas) no vemos que sea mas problématica que la circulación compartida de coches y peatones que ya se contempla en las “zonas residenciales” (señal S-28 del código de circulación). Mas bien lo contrario.

Y, desde luego, nosotros nunca hemos interpretado la sentencia en el sentido de que permite circular a los ciclistas por las aceras, sin más. Ese ha sido Antonio Burgos.

Image hosted by Photobucket.com


La verdad es que resulta fácil encabronarse con tanta carril-sandez repetida por la progresía de pacotilla por un lado y por otro y por otro y por otro.

En fin, no estoy para enrollarme más, así que me voy a limitar a constatar aquí lo mismo que comenté hace unos dias en CiudadCiclista, para que quede constancia de qué es lo que realmente dijo el TS y que ha quedado casi oculto debajo de la carril-propaganda de los cretinos de siempre:

Eso es sencillamente falso. Y mezclar al Supremo en los rollos sobre velocidades “equiparables a los peatones” es, además de falso, una chorrada.

Vamos a ver si lo dejamos claro de una puñeteta vez, porque estas bobadas, ya de puro repetidas, cargan un poquito: el Supremo en ningún momento sentenció que las bicis pudiesen circular por la acera. El Supremo lo único que sentenció (a consecuencia probablemente de un recurso mal planteado por parte de los demandantes) es que el Ayuntamiento de Sevilla tiene derecho a redistribuir el espacio público bajo su competencia como le venga en gana (dentro de la legalidad, supongo). Lo cual, por cierto, es de cajón, porque para eso es el espacio de su competencia, pero se refiere a muchas cosas (por ejemplo asignación de espacio industrial, de servicios, etc.) y sólo incidentalmente a las bicis. Pero una de las consecuencias de ese principio, claro, es que si el Ayuntamiento de Sevilla decide que un espacio que antes era acera ahora va a ser “carril-bici”, pues toca joderse porque tiene autoridad para ello.

Lo cual, por supuesto, no quita que, aunque el Ayuntamiento de Sevilla tenga derecho legal a hacer eso, hacerlo no sea una completa estupidez.

Pero eso en ningún momento dice nada respecto a que las bicis puedan “ir por la acera”, ni rápido ni lento. El Tribunal Supremo no ha dicho nada de eso, ¿vale? Si no hay carril-bici, las bicis a la calzada. Y si los ciclistas de Sevilla tuviéseis dos deditos de frente, haríais como que no hay carril-bici en ningún lugar de la ciudad.

Joder. Es flipante el mal que ha hecho la sentencia del TS y la capacidad de manipulación y desinformación de la Iglesia Carrilbicista sobre cada puto tema, oxtia.


¿Está claro? Aunque el que mejor lo dijo fué un tuitero que supo mostrar claridad de ideas incluso en la falta de información dominante y en la inmeditatez del momento:

Pues eso.

Txarli

CiudadCiclista | Lista de correo | Wiki CC

En serio: lo de Sevilla es una demostración de que los carriles-bici agilipollan a la peña.
Anuncios

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

3 comentarios to “El Ayuntamiento de Sevilla; el Tribunal Supremo; ConCarrilBici…”

RSS Feed for El carril-bici es el opio del pueblo ciclista Comments RSS Feed

Y digo yo… ¿nadie tiene una copia de la tan referida sentencia?
Supongo que leyéndola directamente nos ahorramos tener que leer las interpretaciones de los demás.

Me respondo a mi mismo… la sentencia está escondida debajo de “pues si”, y no deja lugar a dudas ( en el Fundamento de derecho QUINTO):
El Ayuntamiento tiene la potestad de decidir que calle o que parte de la calle es peatonal, rodada, o carrilbici y cualquiera de sus híbridos, lo que evidentemente no significa que todas las zonas peatonales o las aceras sean carrilbici o bici-compatibles. Justo significa lo contrario.

[…] por por referirse a la famosa polémica del Tribunal Supremo vs. Ordenanza de Sevilla, que tan tergiversada ha sido por toda la banda carrilbicista. En resumen, estos chicos quieren poner bicis en la calzada, cómo no, a base de permitir y […]


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: