En bici. En invierno. Al curro.

Posted on 8 febrero 2015. Filed under: Sin categoría | Etiquetas: , |

Bueno, hay una iniciativa por ahí de celebrar el “Dia de ir en bici al curro en invierno“. La página web que tienen es un poco desastre, pero da igual: el caso es que invitan a que un dia en concreto, este año el 13 de febrero (o sea: ya), la gente se inscriba para comprometerse a, ese dia en concreto, ir en bici a sus cosas haga el tiempo que haga,

Por supuesto, para muchos de nosotros eso no es un compromiso, porque ya lo estamos haciendo todos los otros dias del invierno y del verano, sin inscribirnos en ningún sitio, pero aún así molaría que en el mapa, el número de gente en España diciendo “yo lo voy a hacer / lo he hecho / lo hago, por supuesto”, fuese un poquito mayor del que es ahora.

Vamos, que os apunteis, leñe. Es una tontería, pero de verdad que me apetece ver más gente, especialmente en Madrid.

Txarli
Cuando en el carril-bici hay nieve
la calzada sigue despejada.

Anuncios
Leer entrada completa | Make a Comment ( 2 so far )

Carta abierta a Ana Botella, Alcaldesa de Madrid.

Posted on 18 mayo 2012. Filed under: Madrid | Etiquetas: , |

Estimada señora Alcaldesa de Madrid:

Como ya hice en su momento con el anterior Director General de la DGT, Tengo el atrevimiento de dirigirme a usted por la alarma que me han producido las noticias de que se va a gastar usted un dinerillo (siendo más exacto, y dado que la pasta es de los contribuyentes, habría que decir que nos lo va a gastar) en construir algo que se ha anunciado como un “carril-bici” en el centro de Madrid. La cosa parece un hecho consumado, pero sigo teniendo la esperanza de que no lo sea, y en todo caso de que pueda ser la última agresión cometida contra la ciudad de Madrid en nombre de “la bicicleta”. Permítame por tanto que le haga notar unos cuantos puntos:

[.]

La prevista contribución de esta legislatura a la movilidad ciclista en Madrid.


  1. En primer lugar, señora Alcaldesa, debo felicitarle por no haber consultado (todo indica que no lo ha hecho) los planes respecto a esta via ciclista con el colectivo dominante de ciclistas urbanos de Madrid, dado que son una pandilla de incompetentes que no le habrían sabido decir nada de interés. Por otra parte, me parece extremadamente desafortunado que tampoco haya consultado el tema con algunos de los otros grupos de ciclistas urbanos de la capital, que seguramente tienen opiniones distintas sobre el tema, pero que están haciendo un trabajo real por la bici en madrid y que seguro que habrían enriquecido y mejorado el proyecto (quizá de maneras inesperadas para usted y su equipo). Está muy bien, señora Alcaldesa, decirles “Hola” a “los de las asociaciones“:

    Y sí, hablamos con la alcaldesa “Buenos días” “Buenos días” “Vosotros sois los de las asociaciones” “sí” “encantada” “igualmente”.

    …pero vamos: que habría sido mucho más útil decirles “Hola, qué os parece esto que se nos ha ocurrido” cuando todavía se estaba pensando qué hacer. Alguien malpensado podría sospechar que esa ausencia de consulta previa es debida a que usted y su equipo creen que ya lo saben todo sobre las bicis, o simplemente a que ya tenían decidido el proyecto porque sí y no querían arriesgarse a que nadie les chafase la fiesta con ideas nuevas. Pero yo tengo que suponer que usted y su equipo están interesados en hacer las cosas bien, motivo por el cual le estoy escribiendo esta carta.

  2. En segundo lugar, señora Alcaldesa, es falso que Madrid tenga, como dice la nota de prensa de su Ayuntamiento, 272 km de vías ciclistas. Le hago notar esto porque supongo que usted no las ha contado, así que usted puede estar tan engañada al respecto como el resto del público que ha leido la nota. Si una “via ciclista” es un sitio por donde pueden ir con comodidad y seguridad los usuarios de bici, entonces Madrid tiene muy poquitas vias ciclistas de verdad: lo que tiene es muchísimos kilómetros de basura extremadamente peligrosa y cara a la que, por motivos estrictamente políticos, se llama “vias ciclistas”. Si quiere ver un ejemplo que le pilla cerca, dese una vuelta a ver el “carril-bici” de la calle Serrano, señora Alcaldesa, sin ir más lejos. O, mejor todavia, intente recorrerlo en bici: es una experiencia de lo más esclarecedora.

    Aunque también se podría decir con toda justicia exactamente lo contrario, señora alcaldesa: que madrid tiene ya miles de kilómetros de vias para bicicletas de la mejor calidad que se puede construir. Se llaman “Calles”, señora alcaldesa, y fíjese usted si serán de buena calidad que aguantan no sólo el paso de las bicicletas, sino incluso el de los automóviles.

  3. En tercer lugar, señora Alcaldesa, este proyecto de carril-bici no va a tener ni el más mínimo impacto positivo en la movilidad, en la contaminación ni en el espantoso tráfico de la ciudad, ni va a tener ningún beneficio para Madrid: ningún ciclista que use la bici en Madrid para hacer algo serio lo va a utilizar; ningún automovilista va a dejar su coche para usar ese carril-bici; ni un solo gramo de la célebre boina de Madrid va a desaparecer gracias al carril-bici. Nada de nada de nada, señora Botella: si alguno de sus asesores le ha dicho lo contrario, o bien le ha mentido o bien es un incompetente, y en cualquiera de los dos casos haría usted bien en despedirlo de inmediato.
  4. En cuarto lugar, señora Alcaldesa, construir ese carril-bici no le va a reportar ningún beneficio político ni a usted ni a su partido. La realidad, usted lo sabe, es que la cosa esa de la bicicleta importa a muy poquita gente, y nadie va a cambiar su voto porque usted construya o deje de construir ese carril-bici. Tanto en beneficio real para la ciudad como en beneficio político para usted, hay muchas otras cosas mucho más productivas e incluso urgentes en las que gastar esos seiscientos mil euros que, disculpe la honestidad, usted va a despilfarrar en ese carril-bici.

    De hecho, señora Botella, puedo asegurarle que ese carril-bici va a dañar su imagen mucho más que mejorarla. Muchos de sus votantes naturales no van a entender esa tontería de colorines puesta en el centro de Madrid; otros, envalentonados por una actuación tan vistosa, empezarán a creer que verán pronto carriles-bici en otras calles que les interesan, y se sentirán decepcionados cuando pase el tiempo y no los tengan. Si usted construye más carriles-bici, casi con toda seguridad serán cada vez más difíciles de construir adecuadamente y, en consecuencia, de peor calidad y más inseguros, con lo cual los mismos idiotas que ahora le reclaman carriles-bici pasarán a protestar por lo malos que son los que ha construído. Si usted no construye más carriles-bici, cuando lleguen las próximas elecciones el propio carril-bici Mayor-Alcalá estará solitario y alicaído y será utilizado como demostración de que usted solo estaba haciendo un paripé y no tenía compromiso real con la bicicleta. Entretanto, la Oposición, (que puede incluso que esté captando por donde viene el aire), no va a desaprovechar la oportunidad de presentar su magna carril-obra como el anacronismo que en realidad es.

Y todo eso, por supuesto, teniendo en cuenta que conseguir carriles-bici en la más mínima cantidad para que causen un impacto perceptible costaría cantidades astronómicas que el Ayuntamiento de Madrid no se puede permitir en las presentes circunstancias… ¿está usted lista para gastar ese dinero? Porque si no lo está, señora alcaldesa, mejor ni empezar, ¿no le parece?

A nadie le pasa desapercibido, señora Botella, que su fantástico carril-bici Mayor-Serrano no tiene nada que ver con la movilidad en bicicleta. Todo el mundo puede ver que el objetivo real de la obra no es otro que conectar Madrid Rio por el Oeste con el carril-bici de O’Donnell por el Este, metiendo con forceps una obra que no tiene ni pies ni cabeza en el centro de Madrid. Y todo ello para que quede bonito en el “mapa de vias ciclistas de Madrid”. Pero ocurre, señora Alcaldesa, que Madrid Río es un espacio eminentemente peatonal en el cual habría que restringir drásticamente los ciclistas, el carril-bici de O’Donnell es un horror que debería ser reconvertido en acera cuanto antes, y el propio “Mapa de vias ciclistas” es una reliquia inútil que ha sido gloriosamente arrinconada por el “Plano de calles tranquilas” de uno de esos grupos ciclistas a los que usted no se ha molestado en consultar. En resumen, señora Botella: que usted va a despilfarrar 600.000 € en una obra que llega tarde, ha perdido todo su sentido, va a dañar a la ciudad y no va a beneficiar de ningún modo su posición política. Se me hace dificil encontrar motivos para felicitarla.

Lo más irónico, señora alcaldesa, es que hay algunas partes de esa obra que podrían tener sentido, podrian hacerse correctamente, y podrían aportar beneficios reales a la bicicleta y a la movilidad en Madrid. Pero son una parte menor del proyecto, y para hacerlas bien, por supuesto, su equipo tendria que abandonar el espejismo del “eje” que es, de hecho, lo que ha originado el proyecto y lo que lo ha convertido en absurdo.

Entiendo perfectamente, señora Botella, que el tema de la bicicleta es con toda probabilidad completamente irrelevante para usted: como Alcaldesa de Madrid, tiene usted problemas mucho más serios con los que lidiar que los antojos de una pandilla de biciflautas y progres de pacotilla que se creen mejores que los demás porque van en bici. Por eso me parece todavía más lamentable que se haya dejado usted influir por sus consejeros. Pero si usted recapacita y mira por la ventana de su despacho, no tardará en darse cuenta de que las bicis ya están aumentando en Madrid. Y están aumentando más deprisa y mejor que en otras ciudades, señora alcaldesa. Y podria incluso pensarse que una de las razones por las que están aumentando lenta pero sólidamente, y una de las ventajas de la bicicleta en Madrid es que apenas ha sufrido interferencias de los políticos. Y una persona con su ideario, señora Botella, no tendría ninguna dificultad en darse cuenta de que puede ser deseable que eso siga así.

Por favor, no entre usted como elefante en cacharrería con infraestructuras ciclistas, señora Botella: no intente “arreglar” lo que no está estropeado. Los ciclistas de Madrid nos las hemos arreglado bastante bien hasta ahora sin los políticos: somos cada vez más, vamos prosperando silenciosamente a un ritmo que podría ser bastante adecuado, y estamos aquí para quedarnos. Si su equipo no tiene alguna idea realmente delicada y de grano fino para promover la transferencia del coche a la bicicleta, quizá lo mejor sería que nos dejasen en paz con nuestras bicis.

Un atento saludo.

Txarli

CiudadCiclista | Lista de correo | Wiki CC

Pongamos que hablo de Madrid. La ciudad que podría convertirse en una referencia.
Leer entrada completa | Make a Comment ( None so far )

CiudadCiclista.

Posted on 3 enero 2012. Filed under: . | Etiquetas: , |

En los tiempos tempranos de la resurrección del ciclismo integrado Celtibérico, CiudadCiclista (blog, lista de correo) fué acusada por los carril-pitecantropus de ser algo así como el tio Txarli escribiendo para sí mismo en plan hombre-orquesta, con un centenar de nicks distintos para dar la sensación de no estar solo. Ya sabéis la cita atribuida apócrifamente a Gandi: “Primero te ignoran…”

[.]


Aún ahora, aunque yo estoy algo desvinculado de la lista de correo, y aunque en CiudadCiclista hay individuos muy distintos con preocupaciones y estrategias muy distintas (y algunos de los cuales no están de acuerdo o desaprueban activamente mi actitud sanguinaria ante la carril-estupidez rampante) los que desde allí promueven el ciclismo integrado todavía tienen que cargar con el SanBenito de ser unos “intolerantes”, unos “elitistas” o unos “nazis” por el simple delito de ver la verdad y decirla tranquilamente. Es lo que hay. Produce un poco de melancolía comprobar cómo, a pesar de la debilitación por mi alejamiento de cualquier influencia que yo pudiera tener en el grupo, la pura estupidez carrilbicista que padecemos y la absoluta imposibilidad de establecer un diálogo mínimamente constructivo con la pandilla de ignorantes, corruptos retrasados mentales que integran las filas (y especialmente la jerarquía) carrilbicistas, están provocando un progresivo endurecimiento de las posiciones, e incluso radicalización, de varios ciclistas integradores antaño bastante conciliadores, pero que se están convenciendo de que con paños calientes no vamos a ningún sitio.

[.]


En fin: gran parte de los conceptos sobre ciclismo natural (“integrado”) que ahora empiezan a ser asimilados y a manifestarse por diversos lugares (aunque queda muchísimo trabajo por hacer: la carril-caspa es como una mala hierba) se originaron en la lista de correo a costa de un durísimo trabajo de elaboración y repensada de lo que es ir en bici en ciudad, y a veces en medio de feroces batallas contra los carril-trolls que estaban decididos a que la reflexión y la discusión no prosperasen. En la página web se refleja con regularidad lo mejor que se está diciendo en castellano sobre ciclismo urbano, y ambos, la página web y la lista de correo (sin olvidar el grupo en FaceBook), merecen la participación de todos los ciclistas urbanos conscientes de hacia donde va el futuro de la bicicleta en el siglo XXI.

Sea este mi pequeño homenaje al grupo y, a través de ellos, a la próxima generación de ciclistas urbanos libres de la Celtiberia. CiudadCiclista es realmente el sitio donde le conviene participar a todo el que está interesado en que el ciclismo urbano celtibérico crezca de verdad y no se deslice hacia la locura y el caos al que nos estaba conduciendo el carrilbicismo.

Txarli

CiudadCiclista | Lista de correo | Wiki CC

Ya sabeis: creer en los Reyes Magos es de carrilbicistas. Los que queremos liquidar la segregación ciclista vamos a tener que currarnoslo nosotros mismos. Apúntate a CiudadCiclista.
Leer entrada completa | Make a Comment ( None so far )

Ciudadanos ciclistas.

Posted on 27 diciembre 2011. Filed under: . | Etiquetas: , |

Últimamente la carril-brigada de memos de todo el decadente occidente, bajo el báculo del gran Carril-Pope están intentando poner de moda el estúpido eslógan “yo no soy ciclista“. La frase, en su forma completa, es algo así como “yo no soy ciclista, soy una persona que va en bici” o incluso “yo no soy ciclista, soy un ciudadano en bici.” Toma ya.

La frasecita de marras, dicha por alguien sentando en una bici, es desde luego una idiotez monumental. Imagínese la amable lectora a alguien que, desde el volante de un automóvil, dijese: “Yo no soy un automovilista, soy un ciudadano que va en coche“. Semejante especímen quedaría inmediatamente catalogado bien como un retrasado mental o bien como alguien que está preparando un discurso para vendernos algún tipo de moto averiada, ¿no? Sin embargo, la idiotez del “yo no soy ciclista” está teniendo la repercusión prevista por carril-blogs, carril-redes sociales, prensa y patatín patatán, y está penetrando poco a poco (según lo previsto) en el discurso de los carril-colectivos más pardillos o más atontolinados, a pesar de que es evidente que (con los debidos matices y excepciones) se trata de una mera idiotez o de un intento de vender el carril-producto de siempre:

[dibujo: consuma carril-bici]


Pero en fin: este artículo no es para despellejar a esos merluzos (queda para otra ocasión, quizá). Sólo los estoy mencionando como contraste infame ante aquelles a quienes quiero homenajear hoy: un grupo creciente de auténticos, mayormente anónimos ciudadanos ciclistas en el sentido pleno de ambas palabras: gente que usa la bicicleta de manera natural en la ciudad y que asume sus derechos y responsabilidades derivados de ello. Un grupo creciente, digo, de ciudadanos ciclistas que no tienen particular interés en perder tiempo en Internet: apenas gastan de blogs, feisbuks, tuiters y esas zarandajas. Pero van dejando una huella cada vez más visible en reuniones en la vida real: en sus grupos, en sus asociaciones de vecinos o sus colegios, en su prensa local; e incluso (y por eso podemos detectarlos) en comentarios aquí mismo, en las notas que me envían informándome de nuevos accidentes, o en otros blogs desafiando el carril-descerebramiento imperante. Uno surfea Internet y se encuentra con pequeñas señales que indican que hay un movimiento para cortar el paso a la carril-locura. Gente como Mati, o Yofliplo, la gente del Bicienjambre de Madrid, o Jotarp, o Amstrong o Superkaos o el otro Charlie (que ni siquiera tienen Twitter), o varios comentaristas en EnCarrilBiciPorMadrid: gente que lo ha entendido o está en proceso de entenderlo. Gente que con sus diferentes estilos muestra la estupenda diversidad del ciclismo urbano del futuro, tan opuesta a la tocinez monolítica del carrilbicismo del presente.

Va por vosotros, chicos y chicas, ciudadanos ciclistas de verdad. Olé.

Txarli

CiudadCiclista | Lista de correo | Wiki CC

Los auténticos ciudadanos ciclistas: mucho más cool que el carrilbicista Cuttlas.
Leer entrada completa | Make a Comment ( None so far )

En bici por la política de Madrid.

Posted on 21 diciembre 2011. Filed under: Madrid | Etiquetas: , , |

Esto pretende ser algo parecido a un homenaje, pero no estoy seguro de que proceda, y tampoco sé cómo me va a salir. La cuestión es que si no lo hago ahora probablemente no voy a tener la oportunidad de hacerlo en mucho tiempo, porque tiene toda la pinta de que una nueva batalla está a punto de comenzar, de que va a ser encarnizada, y de que vamos a caer de nuevo a lados distintos de la raya. En fin.

El caso es que he tenido muchas ocasiones para el enfrentamiento con los chicos de lo que he venido llamando EnCarrilBiciPorMadrid, desde que, hace un par de años, irrumpieron en el panorama del ciclismo urbano celtibérico con unas posiciones que rebosaban entusiasmo, ingenuidad y paletismo a partes iguales. En aquel momento, y en otras ocasiones, me burlé sanguinariamente de ellos tanto aquí como en su propio blog, donde varias veces han tenido (y han aprovechado) las oportunides de hacer el ridículo que el carril-temilla (y los carril-zopendos) proporciona a todos los que se ponen en plan dialogante y tolerante y nadar-entre-dos-aguas y tal y cual (en plan templagaitas, para entendernos). Algunos de los puntos memorables de su ridículo fue cuando el ínclito Aalto me acusó (primer nivel de ridículo) de escribir allí para promocionar mi blog para después (segundo nivel de ridículo) censurar a la chita callando mi réplica:

[.]


o cuando, el mismo Aalto, después de decir algunas bobadas más densas de lo habitual (primer nivel de ridículo), después de mostrarse preocupadísimo por mi vocabulario mientras dejaba plácidamente que otros carril-cretinos se la metiesen doblada con estupideces, infundios y embustes mucho más insultantes (segundo nivel de ridículo), después de salpicar él mismo la discusión con sus propias mentiras (probablemente involuntarias: simples vacios mentales, pero tercer nivel de ridículo, para él y para sus lectores que se las tragaron), optó expeditivamente por bloquear mis comentarios “hasta que le pidiese que me levantase el castigo” (cuarto y quinto niveles de ridículo, porque si hay algo más patético en estas situaciones que ponerse en plan condescendiente de plexiglás es hacer amenazas que uno no va a poder cumplir).

[Pantallazo: Al rincón, hasta que me pidas perdón.]


Hubo, desde luego, otros hilarantes ejemplos de pardillez, pero no me voy a poner a buscarlos por los archivos, porque he dicho que esto pretendía ser un homenaje (aunque esté siendo rarito). El caso es que estos chicos, a pesar de empezaron haciendo un ridículo estelar, han demostrado tener algo que los carril-progres de toda la vida no tienen:

Para empezar, han mostrado tener capacidad de atraer a gente con talento, y la llegada de Villarramblas al equipo ha supuesto un punto de inflexión que sin duda les ha evitado naufragar y convertirse en un nuevo flop del ciclismo urbano celtibérico;

Además, y desde luego, han demostrado tener iniciativa y alguna idea fresca: es flipante que después de veinte años de penosa y vacía carril-politiquería de los de Pedalibre hayan tenido que venir estos chicos a inventar los bicifindes;

En tercer lugar han mostrado ser capaces de crear una comunidad en su blog: los hilos de comentarios ahí son quizá (aunque con una cantidad de carril-idioteces nada desdeñable) lo más dinámico que hay en este momento en la bici-Internet celtibérica (dejando a parte, claro, todo el entorno de CiudadCiclista, donde va a parar) y, por supuesto, una idea tan audaz como los bicifindes no habría podido consolidarse mínimamente sin inspirar y reclutar un grupo más amplio de gente que la que la inició;

(Vale la pena mencionar que no tenían fácil lo de crear una comunidad, con el estigma que les han puesto los cotilleos interneteros de ser de derechas en un entorno donde “lo suyo” es ser un “progre” (un carril-progre, más en concreto). El hecho de que un colectivo dominantemente carril-progre haya encontrado refugio en un blog pilotado aparentemente por gente de derechas no solo es en sí mismo un homenaje a estos chicos, sino que ejemplifica a la perfección el estado intelectualmente comatoso del carril-progresismo celtibérico y, además, ayuda a entender buena parte de la dinámica en la que están enredados tanto los blogueros como los comentaristas).

Y, en cuarto lugar y finalmente, han demostrado tener una buena (aunque desigual, y algunos un poquito limitadita) capacidad de aprender o al menos de adaptarse: un buen ejemplo de esto son, otra vez, los Bicifindes, que surgieron cuando la idea inicial, los “Biciviernes” no parecía estar funcionando. Otro ejemplo es la relativa modificación de su discurso desde el carrilbicismo pitecantrópico con el que empezaron, y que ya he mencionado.

En fin: en el tema que nos ocupa, estos chicos siguen haciendo el carril-ridículo de vez en cuando, pero más o menos han aprendido a adaptarse a la tormenta: a decir las generalidades más o menos correctas o a estarse calladitos y disimular y, aunque de vez en cuando se les vé la patita, no lo hacen en general de la manera completamente obscena de cuando empezaron.

Y si digo que quería rendirles este pequeño homenaje mientras sólo son adversarios antes de empezar una nueva batalla y se conviertan en enemigos, es porque la caspa está volviendo a Madrid:

[.]


Y si la carril-caspa vuelve a Madrid, y todo el mundo se porta según el guión, la situación se va a volver Groucho-Kafkiana por momentos: si Ana Botella (o incluso Gallardón, si siguiese) la emprenden a carril-oxtias con la ciudad, entonces los carril-progres no van a poder quejarse de las “obras faraónicas”, porque estas son las obras faraónicas que ellos han estado pidiendo. Pero tampoco van a poder celebrar alegremente que las haga un(a) alcalde(sa) de derechas, así que van a tener que concentrarse en gruñir diciendo que no son suficientes y gimotear sobre lo espantosos que resultan los que vayan construyéndose (lo van a tener fácil, y ya sabemos que el activismo carrilbicista tiene dos fases: la primera es pedir carriles-bici, y la segunda protestar por los defectos que tienen). Por su parte, nuestros blogueros más dicharacheros de hoy (si son de derechas, como dicen los cotilleos) van a sudar tinta intentado demostrar, muy civilizadamente (ellos son así: civilizaditos) que, en fin: los carriles-bici que Santa Ana construya son necesarios y los que no construye no lo son, y guardando un civilizadísimo pero delator silencio respecto a los diversos carril-horrores que van a ir emergiendo.

[Dibujo de Chuparuedis]


Y los demás vamos empezar a reunirnos para leer su blog como los que se reunen para hacer unas risas durante la retransmisión de un partido de fútbol: con cervezas, enormes cuencos de palomitas y ganas de simplemente descojonarnos. Porque ya digo, las diversión va a ser de proporciones Groucho-kafkianas.

En resumen: que si la carril-caspa llega a Madrid estos chicos van a tener que significarse. Van a tener que decir claramente qué es lo que opinan sobre la mierda que aparentemente está planificandose para Madrid en esta nueva etapa. Y entonces es cuando va a quedar claro si tienen algo solvente que aportar, si son de verdad inteligentes, o si simplemente han llegado a donde están empujados por la carril-mediocridad que les rodea y por un viento que soplaba a su favor.

El homenaje ha acabado. Los cuchillos están afilados. Vosotros moveis, chavalitos.

Txarli

CiudadCiclista | Lista de correo | Wiki CC

Madrid, a la chita callando, y gracias precisamente a la (relativa) inacción política, iba camino de convertirse en una ciudad emblemática del ciclismo urbano. ¿Dejaremos que caiga en las fauces del carrilbicismo?
Leer entrada completa | Make a Comment ( 6 so far )

Cenas a pedal.

Posted on 15 diciembre 2011. Filed under: Lisboa | Etiquetas: , , |

Esto es un blog sobre ciclismo urbano Celtibérico (y, aunque con las esperables limitaciones, Latinoamericano), y tengo que reconocer que el aspecto Español está sobrerrepresentado. Lo cual, manteniéndonos en el nivel Celtibérico, quiere decir que los Portugueses no reciben la atención que merecen. Y es una pena, porque hay varios indicios de que los ciclistas Portugueses están mucho, pero mucho, pero muchísimo más cuerdos que los Españoles.

Como ejemplo, podemos mencionar el fantástico blog CenasAPedal (que no quiere decir, atención, “cenar en bicicleta”; ya sé que es un chiste malo pero era irresistible, sinto muito, Ana). Escrito por dos chavales (presuntamente pareja, qué se le va a hacer) que aparentemente han decidido ganarse la vida haciendo algo socialmente valioso para variar, el blog transmite una sensación de naturalidad, frescura, libertad y sentido común que ya le gustaría a uno ver más a menudo por los ambientes estiradamente “alternativos”, remilgado-comeflores-buenrollistas o simplemente politico-pomposos que padecemos en el carril-activismo, ese sí, españolito.

Si no me equivoco estos chicos son los que hicieron aquella gloriosa inhabitual carrera de medios de transporte que apareció en el blog de Ana en un artículo que merece ser visitado porque contiene mucho más que el vídeo que reproduzco a continuación:


Esto sí que es cycle chic, y no las pijo-bobadas que se gasta Mr Copenhagenize, ¿eh?

Como digo, todo el blog es una delicia, pero buscando un artículo representativo de su forma de ver el ciclismo urbano he encontrado esta joya en la que, intentando ver a través de la humareda creada por todo el carril-discurso de la ECF (Ya sabeis: todas esas tonterías de que los vikingos molan mucho porque tienen muchas bicicletas, y todos deberíamos estar imitándoles, carril-bici YA etc etc), pues resulta que miran a una gráfica de reparto modal por país…

[¿Qué país es más sostenible? ¿eh? ¿eh? ¿eh?]


y, claro, consiguen ver en un solo vistazo lo que todos los carril-merluzos españolitos consiguen no ver a costa de mirar hacia furiosamente hacia otro lado:

Me parece que todos debemos estar mirando a España, que puede tener el 50% de las personas dependen de opciones más sostenibles. Sin embargo, los políticos y los medios de comunicación se centran siempre en los Países Bajos, Dinamarca, etc, debido a la bicicleta.


Fantástico, ¿no? como alguien con dos ojos en la cara puede poner en ridículo en una sola frase a toda la carril-curia nacional (y Uropea, ya que estamos).

¿Les hacemos la ola, o les coremos un olé?

Txarli

CiudadCiclista | Lista de correo | Wiki CC

Bueno, y con esto inauguro la categoría Lisboa, lugar al que siempre volver.
Leer entrada completa | Make a Comment ( 3 so far )

Un ciclista urbano.

Posted on 21 noviembre 2011. Filed under: Madrid | Etiquetas: , |

En esta serie de pequeños homenajes a ciclistas urbanos que no están completamente locos no puede faltar el blog de Javier Arias, muy adecuadamente llamado “Un ciclista urbano”, a quien no le gusta hacer demasiado ruido y tampoco escribe demasiado, pero que, cuando escribe, lo hace con una solidez y sensatez que ya quisieran para sí muchos carril-gurús de la Celtiberia. Baste como muestra este excelente artículo en el que hace un ligero repaso (francamente: demasiado ligero en mi opinión) de cómo las estadísticas y estudios sobre accidentes ciclistas están sesgados por la mera presencia de las vías segregadas (¿puedo decir también “trucados por los que hacen los estudios”?) para atribuir errónea e injustamente la responsabilidad a los automovilistas en situaciones, como esta, en las que claramente la culpabilidad del desastre es, pura y simplemente, de la misma estructura que tan descerebradamente han puesto los políticos.

Javier pone como ejemplo este video de uno de esos “estudios” que demuestran que los automovilistas son culpables culpables culpables, oiga usté. ¿De qué son culpables? Da igual: lo son. ¿Por ejemplo: es culpable de este incidente el automovilista?


Pos claro, oiga usté. Faltarías más. Es que “no respeta” el carril-bici. El delito dominante del carril-Código Penal.

Porque según la mayor parte de los pseudo carril-“estudios” y carril-“estadísticas” que se hacen, sí, el automovilista es culpable. El automovilista es “culpable” de no aumentar artificialmente su atención a situaciones absurdas y peligrosas creadas artificialmente por una infraestructura ridícula que se ha metido con fórceps en la calzada porque le ha salido de sus sostenibles cojones a la carril-tribu y de sus demagógicos güebos a los carril-políticos.

En fin, que no era el objetivo de este artículo el mostrarme otra vez cabreado con tanta tontería. Javier, con un estilo más calmado y versallesco, la pone igual en evidencia. Vale la pena leerle.

Txarli

CiudadCiclista | Lista de correo | Wiki CC

Imagine…
Leer entrada completa | Make a Comment ( 5 so far )

« Entradas anteriores

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...