Los inconscientes se matan, los imbéciles siguen tan campantes.

Posted on 24 marzo 2010. Filed under: Madrid | Etiquetas: , , , , , |

Tenemos otro muerto, que quiero comentar de inmediato, aunque hay otros en la lista de espera: un chaval la ha palmado en bici hace unos dias en Madrid. El País:

Un ciclista de 17 años resultó herido de extrema gravedad tras haber sido arrollado por un conductor, (…)

El accidente se produjo a las 21.30 en la confluencia de la avenida de Andalucía y la calle de Alcocer (distrito de Usera), cuando cruzaron la calle dos ciclistas. El coche arrolló a uno de ellos y le produjo traumatismos por todo el cuerpo. (…)

La Razón comunica que el ciclista murió esa misma noche:

El joven de 17 años que ayer fue atropellado (…) cuando montaba en bicicleta por la avenida de Andalucía de Madrid falleció esta madrugada a causa de sus heridas, (…)

El suceso, que se produjo en la Avenida de Andalucía, a la altura de la calle Alcocer (distrito Villaverde), tuvo lugar alrededor de las 21.30 horas de ayer, cuando la víctima y otro joven cruzaban la vía “y uno de ellos resultó arrollado”.

Hay otros detalles gore en la noticia, como la huida (y posterior regreso, entrega y crisis de ansiedad) del conductor, o el historial de exceso de velocidad y accidentes en esa calle, pero no vienen al caso ahora. Porque este blog, aunque no sea inmediatamente visible, no va primariamente sobre carriles-bici, sino sobre carrilbicistas y sobre la mierda que tienen en el cráneo en el espacio donde la gente normal tiene las neuronas.

Digamos simplemente que los detalles, en el momento de escribir esto, son aún nebulosos: el chaval estaba “cruzando la calle” junto con un colega, lo que sugiere un accidente estándar de cicleatón [Actualización: un artículo posterior señala que los ciclistas estaban cruzando por el paso de peatones y que aparentemente el automovilista aceleró al cambiar el semáforo a rojo, lo cual confirma la estructura de “accidente típico de cicleatón”]; en todo caso, todo eso resulta ya irrelevante a nuestro tema: los mendas de Enbicipormadrid se hacen eco de la noticia y con ello, dan a uno de los carril-oligofrénicos residentes del carrilbicismo madrileño otra oportunidad de mostrar lo que vale:

Image hosted by Photobucket.com

Vaya, cuanto lo siento.

El artículo de El País no es claro cuando dice “cruzaron la calle dos ciclistas” ¿significa que les atropellaron en el paso de peatones? Si es así, que no me extrañaría, el problema no es un problema de seguridad ciclista, es un problema de que en esta ciudad los coches no respetan los semáforos salvo cuando hay un cruce bajo el que suponen se pueden chocar con otro coche. Y eso es un problema para todos los habitantes de la ciudad, ciclistas o no.

Image hosted by Photobucket.com

El pibe remacha en Twitter, para que no queden dudas:

Image hosted by Photobucket.com

Fallece un ciclista de 17 años por un atropello en Usera (vía @enbicipormadrid) http://tinyurl.com/y97z9vw Conductores: QUE MIRÉIS, OSTIAS!

Image hosted by Photobucket.com

Y uno se queda sin saber qué decir.

Excepto, claro: este tío es imbécil.

Este imbécil “lo siente”, pero no los siente lo suficiente como para esperar a saber lo que ha pasado o para molestarse en hacer un mínimo análisis de lo ocurrido. Este imbécil DA POR HECHO que estamos ante un caso de cicleatones saltando a la calzada, pero aún así NO VE NINGÚN PROBLEMA EN ELLO: el problema no son chavales que no saben usar lo que tienen entre las piernas y que se meten por las aceras donde no pueden hacer nada más que porculizar peatones hasta que les llega el momento de matarse, no no no nonono, pó favó: el problema, según este retrasado mental, es “la falta de respeto de los coches”, por definición, oiga usté. Sin más complicaciones. Basta con no ser un completo imbécil y prestar un poquito de atención para darse cuenta de que los cicleatones cruzando la calle son fuente de un goteo constante de oxtiones, y que cruzar la calle en bici es una conducta de idiotas. Basta con continuar otro rato sin ser un completo imbécil y mirar otra vez con un mínimo de atención las cosas para darse cuenta de que la solución a todo este desastre es fascinantemente sencilla: INCLUSO ALGUIEN TAN IGNORANTE O TAN LELO COMO PARA CIRCULAR EN BICI POR LA ACERA TIENE QUE SABER QUE UNO SE BAJA DE LA BICI PARA CRUZAR LA CALLE. Punto pelota. Pero este tío es algo mucho más serio que un ignorante, un lelo o un redomado imbécil: este tío es un carrilbicista, es decir: este tío es un imbécil vocacional a quien todo esto se la suda. Es más: desde el punto de vista de este imbécil carrilbicista (valga la redundancia), el tener cicleatones saltando a la calzada a velocidad de crucero (que es lo que este jilipollas ya consideraba probable que hubiese ocurrido incluso antes de que fuese confirmado) “no es un problema de seguridad ciclista”: es un problema “para todos los habitantes de la ciudad”. Con dos putos cojonazos.

Cojonazos de imbécil, claro está.

Aquí surgen dos preguntas que son casi simétricas. La primera es: ¿Por qué un chaval de diecisiete años, en la plenitud de sus fuerzas, consideraba normal estar circulando en bici por la acera, y porqué consideraba normal cruzar la calle en bici? la segunda es: ¿Por qué a nuestro carril-imbécil de hoy le parece normal que ese chaval esté haciendo eso? Creo que no es dificil darse cuenta de que la respuesta a la primera pregunta está precisamente contenida en la segunda: ese chaval estaba circulando por la acera, y estaba cruzando la calle en bici al encuentro de su muerte PRECISAMENTE porque había crecido en una cultura ciclista pilotada por imbéciles como el que nos ocupa, que han creado la atmósfera social que condujo al chaval a creer que eso que estaba haciendo era “lo normal”.

Es decir: el imbécil que nos ocupa, y sus carril-coleguitas, son los asesinos funcionales (aunque no materiales) de ese pobre chaval.

(A continuación, desde luego, correspondería responder en detalle a la segunda pregunta, pero eso ya lo he hecho parcialmente en otros momentos, y ahora me demoraría y desviaría demasiado).

Porque, por resumir, aquí de lo que estamos hablando no es ya de gente que está muriendo en sus bicis por una serie de causas más o menos complejas que habrá que estudiar en cada caso y para las que habrá que habilitar un repertorio de soluciones adecuado, no: aquí de lo que estamos hablando es de un colectivo de imbéciles que están contemplando ese goteo de muertes y a los que de facto esas muertes, esas causas y esas soluciones SE LA SUDAN. No es sólo que se la sude: es que no tienen ningún interés en entender las causas ni en encontrar las soluciones porque ellos ya tienen su “causa” precocinada (que los “enlatados” son malvados asesinos) y su solución recalentada (que “carrilbiciyaoigausté!”). Estamos hablando de un colectivo de imbéciles que ante cada muerte no sólo no se van a parar a hacer el mínimo esfuerzo necesario para entender lo que ha ocurrido, sino que se van a plantar a vomitar de nuevo las mismas sandeces que llevan décadas repitiendo, y que están en la misma base del goteo de muertes y otros oxtiones menores al que estamos asistiendo.

Así que no me he podido aguantar:

bicilibre: @eulez Confirmado científicamente (cómo a tí te gusta) chaval: eres imbécil. http://tinyurl.com/y97z9vw

Lo cual ha dado lugar a un muy breve diálogo:

Eulez: Vaya, el bicilibrista ahora tiene tuiter (@bicilibre). Y sigue insultando(me) http://tinyurl.com/yctzdke Es lo único q sabe hacer el pobre.

bicilibre: @eulez No te lo tomes como algo personal 😉 Llamaría imbécil a cualquiera como tú. Pena que en el carril-bici-smo haya tantos que lo sois.

bicilibre: @eulez … y no despistes, chaval: este muchacho ha muerto por creerse la mierda que vosotros pregonais.

El imbécil me ha bloqueado inmediatamente (igual cree que así me impide leer sus idioteces) y se ha embarcado en la habitual sesión de masturbación mutua con otro carril-cretino que resulta ser de Córdoba, y que cree que él puede enmascarar su estúpida ignorancia y su cuidadoso desinterés por lo que estamos diciendo simplemente con decir que no estamos diciendo nada:

Malabaddon: @eulez Ah, esa extraña secta que no admite debate y que se basa en absolutamente… nada. 😀

Sigue la revelación, por parte de nuestro imbécil protagonista de hoy, de que yo soy “una secta de un solo miembro” (siguiendo un eslógan descerebrado que llevan años agitando para intentar aislarme). Esto es muy revelador respecto a la psicología (por llamarlo de alguna manera) de estos subcretinoides: Yo personalmente no necesito tener una corte de peña dándome la razón para saber si la tengo o no, pero en las mentes (por llamarlas de alguna manera) de esta gente el valor de una opinión no se mide por los argumentos que la sostienen, sino por el número de gente que la repite como papagayos:

Eulez: @malabaddon Lo curioso de esa “secta” (de 1 miembro) es lo de insultar a todos los que digan algo medio bueno sobre carriles bici (??)

El nuevo carril-tertuliano se descuelga con la revelación de que, después de todo, hay otros miembros en “la secta”, y que son “especímenes curiosos”:

Malabaddon: @eulez Por aquí por el sur también tenemos miembros de la secta. Son especímenes curiosos.

Lo cual despierta la curiosidad autocomplacida en el alma de cotilla que ya sabíamos que tiene nuestro imbécil:

Eulez: @malabaddon Ah! Anticarrilbicistas sureños! Describe, describe…

… a lo cual siguen dos nuevas jugosas revelaciones:

Malabaddon: @eulez En Granada, por ejemplo: http://granadaviaverde.blogspot.com/2007/04/carril-bici.html

Malabaddon: @eulez En Córdoba hubo una charla a la que no pude ir: http://bit.ly/ajOVll

Pobrecito, ¿verdad? “No pudo ir” a la charla de CiudadCiclista y de la BiciEscuela en Córdoba. De hecho, según parece nadie de la Plataforma carril-bici de Córdoba pudo ir (porque por lo visto son gente muy ocupada que no puede entretenerse en trivialidades de sectas “que no se basan en absolutamente nada”), aunque los cotilleos dicen que hicieron muy buenos esfuerzos para “no poder” ir. Pero sigamos con las revelaciones interesantes. Atentos:

Eulez: @malabaddon Uf, el sitio ese de “ciudadciclista” está gestionado por el mismísimo bicilibrista. Horror! yo ahí no entro que me insultan 😉

Según lo que parece aquí, este imbécil cree que yo “le voy a insultar” por el simple hecho de leer una página web. La idea de que yo “le insulto” porque me infla los cojones la gente que se refocila en sus propias jilipolleces no se le pasa por la cabeza.

Normal, por otra parte, porque ya sabemos que no tiene cabeza por la que se pueda pasar nada que valga la pena.

A estas alturas, la onda ha llegado a @demimismo (a través, claro, de la lista de correo de CiudadCiclista), y parece que decide terciar:

Demimismo: @eulez venga tío, sabes de sobra que no es sólo una persona la que escribe en ciudad ciclista, no mientas tan descaradamente, queda feo.

Demimismo: @eulez y eso de que es una secta… muchos hemos discutido contigo muy educadamente y aportando datos, también lo sabes de sobra.

Y ahora viene la traca final:

Eulez: @demimismo Pero está o no está el insultón, eh? Pues eso. Por cierto, no se quién eres, ya digo que yo no he entrado nunca en esa página.

¿Lo has captado, querido lector? este imbécil “NO HA ENTRADO NUNCA” en la página de CiudadCiclista. Pero aún así se siente autorizado a decir que la página es mía, y que ahí se insulta y tal y cual. No es que yo diga por las buenas que este tipo es imbécil: es que lo declara expresamentte, él mismo, con todas las letras, y sin ni siquiera darse cuenta. Surgen inmediatamente, de nuevo, al menos dos preguntas:

  1. ¿Quién le proporciona a este imbécil la “información” sobre lo que es y lo que se hace en CiudadCiclista?
  2. ¿Cuál será la razón real para que este menda tenga una opinión tan nítida sobre CiudadCiclista y una decisión previa de no entrar ahí (¡horror!)?

Como respuesta a la segunda pregunta, creo que procede aquí hacer una última observación: supongo que conoceis la historia (quizá apócrifa, pero si non e vero, e ben trovato) de cuando Galileo, que estaba intentando convencer a los doctores de la Iglesia sobre sus descubrimientos astronómicos, les invitó a mirar por sí mismos a través de su telescopio.

Los doctores de la Iglesia, por supuesto, se negaron. Como si fueran carrilbicistas, vaya.

Desde luego, no me voy a comparar con Galileo porque yo no he descubierto nada, pero creo que es perfectamente legítimo que compare a este imbécil, y a sus imbéciles carril-compinches, con los doctores de la Iglesia, porque igual que ellos no estaban dispuestos a mirar por el telescopio, estos cretinos están decididos a no mirar ni siquiera a la calle, para no correr el riesgo de descubrir las dimensiones inhumanas de su estupidez.

Y este es el estado de las cosas, esta es la gente que tenemos delante: imbéciles que repiten carril-estupideces a izquierda y derecha, ven morir a un chaval simplemente porque se ha creído esas estupideces, y que no pestañean de seguir repitiéndolas sin que en ni una sola de sus contadas neuronas se agite la menor sospecha de que algo no es como su carril-catecismo dice que debería ser. Imbéciles pomposos o risueños que presumen de que nunca han mirado por el telescopio, porque ellos ya saben todo lo que necesitan saber: que los ciclistas son el centro del mundo y que el mundo ciclista gira alrededor de los carriles-bici.

Vuelvo a decir lo que suelo en estos casos: en mi opinión el tratamiento para estos mongólicos es arrancarles la lengua hasta la puta glotis y metérsela por el culo y luego empujársela bien dentro, con regularidad, metiéndoles el puño hasta el codo, para asegurarnos de que se queda ahí. Porque estos imbéciles han abandonado hace tiempo la cordura, el contacto con la realidad y cualquier sentido de responsabilidad y de decencia, y es imprescindible anular el efecto corruptor y mortífero que sus sandeces están teniendo en las mentes de los usuarios de bici y en el futuro del ciclismo urbano celtibérico. En último término, a estos mendas hay que dejarles claro que sólo les quedan dos opciones: o se lo replantean, se ponen las pilas y se reciclan de una puta vez para participar en la creación de una cultura ciclista adulta y con futuro (es decir: de un ciclismo integrado) o van a ser exterminados.

Es así de sencillo.

Txarli

Mentes carrilbicistas
llenas de mierda.

CiudadCiclista | Lista de correo | Wiki CC

Una sección entera sobre carril-idioteces y otra sobre carril-psicopatología en mi antiguo blog.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

30 comentarios to “Los inconscientes se matan, los imbéciles siguen tan campantes.”

RSS Feed for El carril-bici es el opio del pueblo ciclista Comments RSS Feed

De todas maneras, y volviendo al tema del accidente, me faltan algunos datos para llegar a tus conclusiones. Lo único que sé es que un coche apuró un semáforo en rojo. Pero no sé:

1. La responsabilidad de los chavales (si empezaron a cruzar antes de tiempo).
2. Si los chavales iban andando con su bici al lado o montados en bici.
3. Si los chavales cruzaban por el paso de peatones o por la calzada perpendicular.

Hago notar que en este caso, si se hubieran comportado como otros vehículos con ruedas (es decir, yendo por calzada y cruzando por calzada en bici y no por paso de peatones), hay bastantes posibilidades de que el accidente se hubiera producido igual.

Es decir, creo que aunque en general esta página muestra y razona accidentes relacionados con el carril-bici o los hábitos que éste genera, este caso tiene suficientes dudas razonables para no ser clasificado así.

Rebato tanto la opinión de los que opinan “esto con carril bici no hubiera pasado”, así como la tuya “esto sin cultura de carril bici no hubiera pasado”. Creo que este accidente es independiente de estos debates mientras no se aporten más datos.

Villarramblas, este artículo (que está enlazado más arriba) dice que los dos chavales estaban cruzando por el paso de peatones. A estas alturas parece fuera de duda que se trata de un accidente de cicleatones.

Estoy por completo de acuerdo contigo en que el reparto de causas es algo que hay que mirar caso por caso y con lupa. Precisamente ese es el tema central de este artículo: no el accidente en sí, sino la reacción sonámbula de este merluzo, y lo que esta reacción automatizada revela respecto a la corrupta cultura carril-ciclista que padecemos.

Y sí: el accidente es un accidente carrilbicista. Como éste (en Zaragoza, ayer) o éste (en Pamplona, hace unos dias). Vivimos en medio de un carril-apocalipsis lento, y esos imbéciles lo están alimentando. Hay que pararles los pies, pero YA.

Perdón, ciertamente no había leído el enlace.

Aunque insisto, haber cruzado no como un “carrilbicista” sino como un vehículo, en este caso, hubiera supuesto el mismo accidente (puesto que hubiera sido el mismo acto solo que unos metros más lejos, en el cruce de la calzada, en lugar que en el paso de peatones).

Entiendo que el coche que se saltó el semáforo esperaba peatones lentos cruzando, y no una bici, pero tampoco se la hubiera esperado 3 metros más allá, en el cruce de la calzada ¿no?

Los accidentes de cruces están ocurriendo todo el rato (entre coches y todo lo que se les ponga delante), así que no seré yo quien diga que el ciclista no podría haber sido arrollado de haberse encontrado vehicularmente en la calzada.

Pero el idiota que aceleró en el ámbar ya estaba contando (como hacen todos los que aceleran en el ámbar) con poder pasar antes de el tráfico de la otra calle se pusiera en marcha, aśi que si el ciclista hubiese estado en la calzada, detenido ante su semáforo, arrancando al tener el verde,

a) habría estado en el punto en el que el automovilista estaba vigilando.

b) me parece muy muy dudoso que hubiese llegado al cruce para meterse en la trayectoria del otro desaprensivo.

Al final es lo de siempre: los accidentes pueden ocurrir, por supuesto, pero es la propia regularidad del tráfico la que nos protege, siempre y cuando surfeemos a su favor, y es precisamente las conductas que van contra la propia regularidad las que aumentan el riesgo de accidente.

La verdad, el mismo hecho de que el chaval fuese a parar a 20 metros me parece un buen indicio de que estaba cruzando en la bici, pero al final, la esencia del problema es independiente de ese detalle concreto, en serio: cuántos chavales de 17 años ves tú bajarse de la bici para cruzar la calle?

Y hay un problema añadido de ambigüedad en los informes y de infrarrepresentación de los accidentes carrilbicistas. Es flipante la cantidad de accidentes en los que la noticia no refleja que hay un carril-bici (o una conducta carrilbicista) involucrado, y tenemos que averiguarlo a base de trabajo detectivesco (o no conseguimos averiguarlo nunca: mira esta noticia… ¿es un accidente vehicular o carrilbicista? Se admiten apuestas…)

De los dos enlaces, el de Zaragoza sí que parece un típico accidente de Carril-bici. El de Pamplona es dudoso (siempre cabe la duda de que estaba cruzando la calle como un vehículo, es decir, fuera del paso de peatones).

Hum, estaba siguiendo el ruido de los tambores que hablaban de un accidente que ha ocurrido hace poco, y creo que igual me he dejado llevar por el cabreo y he patinado creyéndome demasiado rápidamente que se trataba del que he enlazado de Pamplona, porque leyendolo en detalle no hay nada que indique que se trata de un ciclista: parece un peatón que iba a su bola.

Problemas de ir demasiado rápido, y de aceptar demasiado acríticamente la confirmación de las expectativas propias. Mea culpa.

En primer lugar manifestar mi tristeza por este hecho.
Y en segundo lugar, quisiera también recalcar que un familiar, creo que el tío del chaval, con mucha sensatez en esos momentos, ha señalado que la culpa es de la vía en la que se circula a mucha velocidad.
No sé, a lo mejor esto de carrilbici sí, carrilbici no, es discutir sobre el puto sexo de los ángeles, o sobre a qué cojones huelen las nubes.
Los accidentes son más graves cuanto más velocidad lleven los vehículos. ¿Cuál es la parte de esta afirmación que no se entiende? ¿Velocidad o vehículos?

Pues otra vez estoy de acuerdo (creo) con lo que dices, Lazamazu, pero otra vez no solo no sirve de nada estar de acuerdo, sino que “estar de acuerdo” y quedarse ahí es ser cómplice del problema y de la estrategia criminal del carrilbicismo. Parece muy probable que el automovilista estuviese cometiendo una imprudencia irresponsable y una infracción, pero que eso está ocurriendo continuamente ya lo sabemos todos, y andar cargando las tintas en ese aspecto como mecanismo demagógico para hacer la vista gorda ante el hecho de que muy probablemente el ciclista también estaba cometiendo una imprudencia irresponsable y una infracción, y para lanzar el mensaje implícito de que el ciclista no puede hacer nada para protegerse (sobre todo cuando lo que puede hacer es tan sencillo y tan efectivo como dejar de hacer tonterías) me parece de una irresponsabilidad criminal.

Sobre todo cuando ese cargar las tintas a un lado concreto e intentar andar exculpando / considerando inocente / indefenso al otro no solo falsifica la realidad, sino que la falsifica con un objetivo clarísimo de promover unos intereses ideológicos tan concretos como los que estamos presenciando.

Voy a decir algo más, porque observo Lazamazu que utilizas el término “culpa”. El andar distribuyendo culpas servirá para los curas, o los jueces, pero a nosotros no nos sirve para nada, porque la cuestión no es quien tuvo la culpa, sino qué demonios es lo que puede hacer cada uno para que estas desgracias se minimicen. Y todos sabemos lo que tenía que haber hecho/lo que puede hacer el conductor: circular decentemente. Pero sigo considerando criminal que nuestro Eulez favorito, y toda su ralea, lo presente de un modo que hace parecer que el ciclista simplemente “pasaba por allí y le ocurrió eso”. ESO NO ES ASÍ, y andar jugueteando con eso con la frivolidad con que ese menda lo hace le gana el calificativo, en lo que a mí respecta, de auténtico descerebrado.

Esto es como el tráfico de coches: ahora se están consiguiendo reducir el número de muertes por accidentes de tráfico motorizado a cifras bajísimas. Simplemente haciendo cumplir la LEY. Respetando los límites de velocidad. En ciudad es lo mismo.
De lo poco/mucho que se puede deducir de la escasa información de los periódicos parece evidente que se trataba de un cicleatón, pero estamos hablando de la muerte de un ciclista, mal educado pero ciclista al fin y al cabo.
Sería un grave error que al menos su muerte no sirviese para cambiar ciertas cosas.

Hola. Soy socio de la Plataforma Carril Bici de Córdoba y por alusiones en el post debo contestar a lo sugerido sobre nuestra asociación en este post.

La Plataforma está creada por personas y colectivos, que unas veces responden a las convocatorias a través de la lista interna de correo que hacemos y otras no acuden. En muchas ocasiones, incluso en actos organizados por nosotros, nos cuesta aglutinar poco más que una decena de personas. Por tanto me parece poco fundado, además de incierto ya que algún compañero sí que fue aunque no vamos con un sello en la frente de ser socios, decir que se hicieron esfuerzos en que “nadie pudiera ir”. Esto, que sugiere que se hubiera mandado alguna consigna a través de correos oficiales de la lista, choca con la realidad, que fue que la convocatoria se mandó a la lista de correo (en la que están apuntadas más de 200 personas) y casi nadie pudo/quiso ir. Hay que reconocer que la moderación de la charla le fue ofrecida a un compañero de la Plataforma que choca abiertamente con los postulados defendidos en este blog y que declinó su participación (individualmente). Personalmente, me hubiera gustado acudir, ya que entiendo que la única forma de obtener opiniones críticas y correctamente fundadas, pero me encontraba ausente de la ciudad, y cada uno supongo que habrá tenido sus razones para ir o no ir a una charla según le interese más o menos.

A pesar de que la Plataforma tiene ese nombre, se ha destacado en sus 15 años de vida por una defensa de la bicicleta como medio de transporte y una normalización en su uso como un vehículo más, quizás bastante alejada de los postulados de cerrazón ideológica “carrilbicista” que parece atribuirnos este post. En multitud de ocasiones hemos defendido el calmado de las calles como medio más eficaz de garantizar la seguridad de peatones y ciclistas en nuestras calles (documentos hay de sobra que confirman estos puntos en nuestra web y nuestro blog, podemos proporcionar dossiers de prensa completos a quién quiera comprobarlo fehacientemente). Aunque compartimos objetivos con el escritor de este post, que no son otros que el que circular en bicicleta de forma normalizada por la calzada no sea motivo de falta de seguridad, entendemos que las condiciones actuales del tráfico de vehículos motorizados en nuestras calles principales exigen la creación de vías ciclistas en arterias principales, comunicadas en red. Tenemos nuestros argumentos (entre ellos, el que los elementos más débiles o inexpertos del colectivo ciclista, por ejemplo los niños menores, no pueden circular con la adecuada seguridad en la mayoría de las vías principales de la ciudad) y en este blog se defienden los contrarios. No veo nada malo en ello siempre que se respeten los diferentes puntos de vista, que dudo que tengan que ser absolutos. Es decir, no existe en nuestra asociación esa polarización “carrilbicistas”-“anticarrilbicistas” que parece buscarse con la confección de estos artículos plagados de insultos. Simplemente, como en todo colectivo, existen criterios y opiniones individuales diferentes entre nuestros miembros, y las soluciones que proponemos a nuestros ayuntamiento varian en función del tipo de vía o centro de atracción de visitantes sobre el que opinamos.

Esperando haber dejado clara la confusión creada en este post al respecto de nuestra asociación, nos ponemos a disposición de cualquier persona que quiera contactar con nosotros para concretar algún punto más.

Hacernos responsables, a las personas que defendemos en ciertas ocasiones la creación de vías ciclistas segregadas en vías de alta intensidad de tráfico motorizado en las condiciones actuales de tráfico, sería equivalente a que el responsable de esta web se tuviera que hacer responsable de las múltiples muertes de ciclistas que transitan por calzada. Desde mi punto de vista personal, es totalmente absurdo, ya que no hemos elegido la cultura urbana en la que hemos nacido, y en la que tenemos una gobernanza limitada (¿o es que en las ciudades sin carril bici no ocurren accidentes?), y la modificación de hábitos incívicos tanto de conductores como de ciclistas es un trabajo de largo plazo que en España no ha hecho nada más que comenzar, aunque trabajamos en ello constantemente, principalmente a través de nuestra escuela de aprendizaje en el uso de la bicicleta en la ciudad.

Esperando que en un futuro cercano los intereses de los ciclistas converjan por haber llegado a un estado de respeto de los valores cívicos y medioambientales que defendemos, os mando un cordial saludo.

Pedro Pérez
Plataforma Carril Bici de Córdoba

Hola Pedro. Lamento que tu mensaje haya quedado atrapado en el filtro de aprobación. No sé porqué ha ocurrido.

No era mi intención decir que hubiese una consigna de la Plataforma para “no poder ir” a la charlita de marras. Me limito a constatar que, aparentemente, la ausencia de miembros significativos de la Plataforma fué un rasgo significativo del evento. Yo tengo mi interpretación sobre eso: a cada cual la suya.

Respecto a la naturaleza y postulados de la Plataforma, no voy a entrar en eso ahora, excepto para remitirte a esta página de presentación del blog, donde utilizo una de vuestras fotos para ironizar sobre la ideología carrilbicista que ha estado castrando el ciclismo urbano celtibérico de los últimos treinta años. Es hora de salir del carril, ¿no crees?

Y no es que yo tenga mucho que decir sobre eso, pero ¿cuando dices que vais a quitar lo de “carril-bici” del nombre de la Plataforma?

Salud.

No te preocupes Txarli. Sirva también como ejemplo de que a veces, circunstancias externas y aleatorias provocan dar una imagen que no es la que quieres ofrecer.

Contestándote a lo de tu respuesta, evidentemente cada uno tiene interpretaciones distintas de la realidad y precisamente esto es lo que hace avanzar una sociedad. No dudo de que tus críticas tienen una función muy positiva en el mundo de la bicicleta y que hacen que la gente a los que nos gusta analizar las causas y efectos que se dan en la movilidad se replanteen algunos postulados asumidos como ciertos prácticamente por inercia. Desde luego no comparto los insultos con las que las adornas.

En realidad si no quieres entrar a la naturaleza y postulados de la Plataforma, creo que no tienes derecho moral a hacer una crítica en los términos que has propuesto en el post principal, más que nada por lo que te comento de que aunque Carril Bici vaya en el nombre de la asociación (que evidentemente tendrán que cambiar los socios si lo consideran necesario, cosa que hasta el día de hoy no ha parecido importante, pero que no dudo que podría ser motivo de debate en un momento dado), ni mucho menos defendemos con espíritu cerril la implantación de vías ciclistas en todas las calles, sino sólo en aquellas que por sus características así lo requieran por la seguridad y el mejor desplazamiento de un colectivo que abarca a tantos tipos de personas diferentes, no siempre con las mismas tipologías y problemas que sufre una persona joven, sana y experimentada en moverse en bicicleta por la ciudad, como puedo ser yo. Creo que esa óptica hay que tenerla en cuenta, y te animo a que lo hagas. Como te dije, el aumento de niños menores que acuden al colegio en bici acompañados de sus padres que se está produciendo estos dos últimos años es grande, y los comentarios que nos llegan a nosotros es de que los padres lo hacen porque el carril segregado les aporta seguridad.

Por tanto, partiendo de que no entiendo la movilidad ciclista desde una lógica absoluta de posturas radicales, la supuesta ideología castradora no la veo por ningún sitio ni la asumo, aunque si es tu forma de pensar la respeto y entiendo que luches por defenderla.

Espero que a través de este intercambio razonado de reflexiones, que se podría haber producido en Córdoba de haber podido asistir a la charla, pero que puede ser más rico en matices, más participativo y accesible a más personas a través de tu web quede cubierta, al menos en parte, la aportación de la asociación a la que pertenezco al debate sobre lo que se habló en aquella charla.

Un saludo.

Pedro Pérez
Plataforma Carril Bici de Córdoba

Pedro,

creo que no tienes derecho moral a hacer una crítica en los términos que has propuesto en el post principal,

La verdad: no sé a qué te refieres con “los términos que he propuesto” para hacer mi crítica. Yo simplemente muestro una foto vuestra como ejemplo paradigmatico de la enfermedad mental colectiva (sí: considero el carrilbicismo una alucinación colectiva y por tanto una forma de perturbación) que aqueja a los colectivos ciclistas celtibéricos.

Como te decía, no sé en realidad a qué te refieres, pero te ruego que me ahorres los rollos esos de que “no tengo derecho moral” a hacer una crítica, joder, que ya me han venido otras veces con eso (muy notablemente los chicarrones de Pedalea) y lo único que conseguis es parecer la carril-curia Vaticana.

aunque Carril Bici vaya en el nombre de la asociación (que evidentemente tendrán que cambiar los socios si lo consideran necesario, (…) podría ser motivo de debate en un momento dado)

¿Sabes qué es lo más irónico de ésto? El que todavía os llameis “Plataforma Carril-bici…” no solo os hace la radiografía ideológica despiadadamente, sino que muestra hasta qué punto estais desconectados de la realidad y vais con retraso respecto a lo que está sucediendo, y más todavía: muestra que llevais ya varios años (no solo vosotros los de Córdoba, sino otros grupos) encajonandoos vosotros mismos en un pozo de puro ridículo. Y me explico: hace ya cinco años que la batalla ideológica sobre los carriles-bici se desencadenó de manera declarada; desde entonces sólo ha aumentado en ferocidad, y desde entonces vosotros (los carrilbicistas de toda laya) no habeis hecho mas que perder terreno y estar a la defensiva. Llevais ya cinco años de tiempo para replantearos cosas básicas como el nombre de la “Plataforma”, y para daros cuenta de que más pronto que tarde lo vais a tener que cambiar; vosotros podríais haber cambiado por iniciativa propia el nombre de la Plataforma a algo más neutro, lo cual habría sido una maniobra discreta y elegante que ni siquiera os impediría seguir diciendo las mismas carril-chorradas de los años anteriores, pero no señor, no: en cinco años no habeis sido capaces ni siquiera de hacer cosas tan elementales como eso, y eso os delata aún más como lo que sois: unos dinosaurios autistas e incapaces de adaptarse, al borde de la extinción. Y ahí llegamos al punto de ridículo en que os habeis metido: a estas alturas, cuando alguien en la “Plataforma”, por fin, conecte dos neuronas y por fin cambieis el nombre a algo más digno, la interpretación de que eso no es algo natural y lógico producto de vuestra reflexión, sino que es “una derrota o una concesión a Txarli” será ineludible. Aunque Txarli no quiera ni esas victorias ni esas rendiciones, porque lo que Txarli querría es que vosotros os comportaseis como gente inteligente sin que él tenga que estaros dando leña por estupideces como vuesto nombrecito de mierda.

ni mucho menos defendemos con espíritu cerril la implantación de vías ciclistas en todas las calles, sino sólo en aquellas que por sus características así lo requieran por la seguridad y el mejor desplazamiento de un colectivo que abarca a tantos tipos de personas diferentes (…) el aumento de niños menores que acuden al colegio en bici acompañados de sus padres que se está produciendo estos dos últimos años es grande, y los comentarios que nos llegan a nosotros es de que los padres lo hacen porque el carril segregado les aporta seguridad.

¿Puedo ser franco una vez más (una puta vez más), colega? EL CARRIL-BICI NO APORTA SEGURIDAD, colega, Y MUCHO MENOS A LOS “NIÑOS MENORES”. Así que cualquier cosa que los padres os digan no es más que reflejo del timo de la estampita que vosotros les habeis conseguido endosar. Ya está bien de sandeces. NO EXISTEN ALTERNATIVAS A LA EDUCACIÓN DE LOS USUARIOS PARA QUE PUEDAN COMPARTIR LA CALZADA. No me voy ni siquiera a molestar en poner los enlaces correspondientes demostrativos: búscalos, que están por todas partes en mi blog.

Salud.

[…] Los inconscientes se matan, los imbéciles siguen tan campantes bicilibre.wordpress.com/2010/03/24/incautos-e-imbeciles/  por pilarina hace 2 segundos […]

Llevo muchísimos años andando en bici, y el problema básico es la incultura general de los vehículos de circular por la ciudad, pensando que las ciudades son para los coches aunque no mejora mucho en las carreteras generales cuando ves un coche en tu carril porque esta adelantando y un ciclista no lo considera obstáculo (te apartas o te arrollo), GILIPOLLAS de los cojones. No me gusta el carril bici pero mucho menos que el coche tenga prioridad en la ciudad, porque ademas de insostenible muchas veces su uso es innecesario.

Un saludo y que te den por el culo imbecil

Sólo de los vehículos, ¿no? Los ciclistas sí saben perfectamente circular por la ciudad… ya, ya…

Aunque nuestro amable amigo probablemente no quería incluir a las bicis cuando hablaba de vehículos ¡También lo son! así que en cierto modo su mensaje tiene sentido, solo que no el que él pretendía: los conductores de vehículos piensan que la ciudad es para los coches y esto incluye a los conductores de bicicletas, que por lo tanto también lo piensan, tristemente.

Ahí me has pillado, en este caso yo también he separado vehículo de bicicleta. Como castigo, voy a darme una vuelta por el carril-bici 😛

jajaja

y un ciclista no lo considera obstáculo (te apartas o te arrollo)

Cuando leo este tipo de cosas sé inmediatamente que estoy leyendo a un retrasado mental.

Como siempre con la mierda que escribes, das asco

Un análisis del texto en profundidad, sí señor.

Sí, yo “doy asco”: doy asco igual que da asco un forense, un trabajador de las cloacas o un sepulturero: porque se me pega el aroma de la mierda con la que tengo que trabajar.

Y la mierda sois vosotros, jilipollas.

[…] exactamente la misma estructura que el accidente en el que se mató otro chaval en Madrid hace semana y pico. Exactamente la misma estructura que la mayor parte de los accidentes urbanos de […]

[…] pavlovianas descerebradas por parte de algunos miembros de la crème de la merde carrilbicista, que ya comenté en su […]

pfff se te va mazo la olla tronco, los insultos no le dan mas fuerza a tu argumentación, de hecho dan ganas de dejar
de leer.Pero llendo al tema de fondo:
es cierto que la mayoría de carriles bici que se ven por ahí ahora que esta de moda son una basura peligrosa e invasiba de aceras y a los que usamos la bici de antes nos molestan mas que otra cosa pero quizá, no se,se me esta ocurriendo ahora, son un paso necesario, por muy mal hechos que esten (que lo están) sacan ciclistas a la calle, que mas pronto que tarde se sumaran a las quejas. por lo demas no creo que un carril bici bien hecho esté de mas en calles grandes donde los coches van follaos, no deja de ser ganar un espacio (al coche por supuesto) para circular con mas tranquilidad sin la tensión de tener que trazar derechito y pudiendo hablar con el de al lado (si el trafico ciclista lo permite)

Es una posibilidad, reservar los carriles bici para arterias grandes, aunque genera un par de problemas:
1.¿qué pasa en los cruces? EL carril-bici te puede quitar estrés a lo largo de la vía, pero genera situaciones inseguras en los cruces cada vez que un coche va a girar.

2. Si el tráfico va follao, igual hay que coger el toro por los cuernos y exigir a la administración medidas de pacificado, no sólo para que las bicis puedan circular mejor, sino para mejorar la seguridad global también para peatones y otros coches.

Recuerdo que en los nuevos barrios de Madrid, además de carriles bici, se dan las mayores avenidas con 4 carriles por sentido donde los coches hacen carreras nocturnas. No parece el mejor modelo de ciudad.

No te confundas, compi: a mí no se me va la olla para nada (al menos no en esto): yo simplemente estoy hasta los cojones de niñatos que creen que ir en bici les da derecho a desconectar sus neuronas, decir cualquier tipo de idiotez, exigir a todo el mundo cualquier cosa que se les antoje, y ponerse chulitos con los que son más débiles que ellos (los peatones, claro) mientras piden a Papá Estado que les proteja de los que son más fuertes que ellos (los coches, claro).

¿Capisci? [estar hasta los cojones] ≠ [irse de la olla]. Si te fijas (de momento voy a asumir que no eres tonto) te darás cuenta de que no es lo mismo.

Respecto a mis insultos, cumplen perfectamente su función: dan por culo a quien merece ser dado por culo; alejan del blog a los que no tienen neuronas suficientes para leer lo que hay detrás de ellos; dan a entender a quienes tienen que entenderlo que ni me engañan, ni me van a poder marear con palabrería, ni voy a retroceder un solo paso; y transmiten parte de la gravedad del problema a la gente que viene aquí de nuevas, de un modo que no lo conseguiría transmitir si escribiese prosa políticamente correcta. Al final, este es mi blog y escribo como me parece necesario en cada momento y, como decía (creo recordar) Caro Baroja, “La palabra más útil del diccionario es ‘imbécil’, porque clarifica estupendamente algunas situaciones.

Así que hablemos ahora de gente a la que sí que se le va la olla. Porque, por si no te habías dado cuenta, este artículo en el que te has dignado comentar, aunque empieza hablando de un accidente, no está dedicado realmente a ese accidente: a lo que está dedicado es a las interpretaciones completamente demenciadas que el sector carrilbicista hace de ese tipo de accidentes, y las reacciones completamente estúpidas que muestra, interpretaciones y reacciones que a todos los efectos prácticos garantizan que accidentes como el de la noticia van a seguirse produciendo, y que incautos chavalillos de 17 años se van a seguir matando estúpidamente: eso es lo que yo llamo “estar ido de la olla”, sí señor. “Estar ido de la olla” o algo mucho peor.

Así que ya sabes a quién es el que se le va mazo la olla, tronco: a los carrilbicistas. Llevan (¿llevais?) 30 años idos de la olla, y este blog no es mas que un esfuerzo hercúleo por hacerles (¿haceros?) despertar y volver a la realidad. ¿Que resulta que están (¿estais?) empeñados en seguir durmiendo su (¿vuestro?) colocón de carrilbicoína, y que el único modo de despertales (¿despertaros?) es a guantazos? Pues oye: lo que haya que hacer, se hace, porque la cosa claramente no puede seguir así.

Ahora, desde luego, podría pasar a responder lo que dices sobre “los carriles-bici que se ven por ahí ahora”, sobre lo malos que son, sobre lo que os molestan a los ciclistas habituales, sobre lo de que “son un paso necesario” (“por muy mal hechos que estén”, manda huevos), sobre lo de que “sacan ciclistas a la calle”, sobre lo de sumarse a las quejas, sobre los carriles-bici en calles grandes “donde los coches van follaos”, sobre lo de “ganar espacio al coche” y bla bla bla bla. Podría ponerme a contestar a todo eso, pero pensándolo bien, ya lo he hecho: tienes todas las respuestas en mi blog, desde hace cinco años y pico, empezando por aquí, y hasta ahora. Así que si tienes interés, puedes empezar a leer, y me vas contando.

Aunque te voy a resumir la respuesta: todo lo de “carriles-bici que son mierda, pero un paso necesario, para sacar ciclistas a la calle, al menos en grandes calles con tráfico follao” y tal y cual, son solo tonterías.

Bicis a la calzada YA, colega. Todo lo demás son pamplinas.

Salud.


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: