Diccionario Bilingüe

[cabecera]

(Esta página estará permanentemente en crecimiento/construcción/modificación, sospecho).

Los significados en castellano normal o castellano irónico están sobre fondo blanco. Los significados en carrilbiciano (que como todo el mundo sabe es el idioma que los carrilbicistas utilizan para expresar su peculiar visión del mundo) están en fondo rosa carril-bici.

Para mayor comodidad de uso, los términos de este diccionario tienen “anclas” que permiten referenciarlos desde culquier página web. El nombre del ancla es el mismo que el del término, pero sin mayúsculas ni acentos. así, por ejemplo, para poner un enlace directo al término “Accidente ciclista”, habría que escribir como enlace:

Diccionario bilingüe Ciclista-Carrilbicés Carrilbicés-Ciclista

A

  • Accidente ciclista. Accidente que le ocurre a un ciclista, como le puede ocurrir a cualquier otro usuario de la vía publica, por causas y responsabilidades que deben determinarse en cada caso concreto. Todo el mundo sabe que el tráfico no es algo completamente seguro. | 2. Los accidentes de ciclistas se dividen en dos tipos: los que ocurren fuera de un carril-bici, y los que ocurren dentro de un carril-bici. Los que ocurren fuera no habrían ocurrido si hubiese habido un carril-bici. Los que ocurren dentro de un carril-bici se dividen en dos tipos: los causados porque el carril-bici está mal diseñado o construido, y entonces la culpa es de los políticos, y los causados porque un automovilista no ha respetado el carril-bici, y entonces la culpa es del automovilista.
  • A Contramano. Práctica de circulación en bici extremadamente peligrosa. | 2. Grupo dominante en el carrilbicismo de Sevilla, que no encuentra nada extraño en que su nombre coincida con la acepción 1 más arriba.
  • Apabullajilipollamiento. Técnica de discusión próxima al mobbing, consistente en que un número de individuos sepultan con idioteces la discusión con su intelocutor hasta que a éste le falta el aire y se le corta el flujo cerebral. En las tribus carrilbicistas es utilizado como ritual para mantener la unanimidad colectiva frente a los carril-ateos que se atreven a cuestionar el carril-fetiche | 2. ¿Ein?

B

  • Buenrollismo. Actitud característica de la moralina del carrilbicismo (y de otras sectas descerebrantes), sustentada en la creencia auténtica o fingida de que “nosotros somos estupendos, somos los más guais porque vamos en bici”, y que se utiliza para eliminar la disensión y el sentido crítico, so pretexto de que las opiniones críticas “dividen el colectivo” y “crean mal clima”. | 2. ¿Ein?

C

  • Carril-bici. Infraestructura a la que el folclore carrilbicista atribuye propiedades mágicas de protección, seguridad y salud. El rasgo distintivo suele ser una cierta coloración del asfalto (tradicionalmente rojo, aunque más recientemente verde), a menudo acompañada de ciertos obstáculos o barreras de función indefinida. Aparte de ésto, la enorme variabilidad en la que pueden presentarse hace dificil, por no decir imposible, una definición precisa para los ajenos a la secta. | 2. El lugar específico para la bicicleta, donde ciclistas de todos los tipos pueden pedalear con sensación de seguridad. | 3. Infraestructura que adultos hechos y derechos exigen al Ayuntamiento en nombre de sus niños para poder circular ellos como si fuesen niños.
  • Carrilbicista. Dícese del adepto a la Iglesia Carrilbicólica. | 2. Persona que por alguna inescrutable razón considera que hace falta pintar el asfalto de otro color para poder ir en bici. | 3. ¿Ein?
  • Carril-bici ya. Interjección sin significado, utilizada en ceremonias de autoafirmación grupal para mostrar la pertenencia a la tribu carrilbicista. Suele utilizarse entre exclamaciones: “¡Carril-bici ya!”, o incluso entre varias exclamaciones: “¡¡¡Carril-bici ya!!!; a menudo la última interjección, o incluso la frase completa, van en mayúsculas: “¡Carril-bici YA!”, “¡CARRIL-BICI YA!”
  • carrilbicoína. (Fórmula: C4R-R17-I31-C1=Y4) Droga alucinógena de gran poder adictivo y de efectos devastadores en el sistema nervioso central del individuo ciclista. Entre sus efectos se encuentan el sentimiento de angustia si el suelo no es de color rojo (verde en algunas variantes), daños serios en la capacidad de razonamiento lógico, daltonismo semafórico, delirios de grandeza (el individuo tiende a pensar que toda la sociedad esta obligada a satisfacer sus antojos) y gregarismo masivo pseudocrítico. En algunos casos se han registrado síntomas de paranoia pasivo-agresiva (el individuo lleva a cabo conductas cuasi-suicidas con su bicicleta, a la vez que insiste en que todos los conductores están intentando atropellarle porque sí).
  • Cicleatón. Dícese del individuo que utiliza la bicicleta siguiendo la lógica peatonal, por las aceras habiendo una calzada al lado, entre los peatones, y porculizando peatones. | 2. ¿Ein?

E

  • En toda la ciudá. Segundo verso del pareado que comienza con “Carril-bici YA”. Suele ser coreado por los carrilbicistas cuando se sienten particularmente risueños y quieren demostrar que tienen sentido poético. Entre los carril-intelectuales se considera de mal gusto suscribirlo abiertamente. | 2. ¡Carril-bici!

G

  • G.K.B. Guardia KarrilBicista.
  • Guardia KarrilBicista. Pequeño grupo de individuos que han usurpado la representación de los ciclistas urbanos de la Celtiberia para promover la ideología segregacionista en relación a la bicicleta. Véase: “Vieja Guardia Roja”; “G.K.B.”; “Conbici”.

H

  • Héroe. Los ciclistas somos héroes por jugarnos la vida en la jungla del tráfico urbano en medio de automovilistas malandrines y asesinos. | 2. Según el discurso autoinflado de la vanidad carrilbicista, los ciclistas son héroes a pesar de que su único mérito es realizar a una actividad que les resulta práctica a la vez que placentera.

I

  • Inversión Carrilbicista de la Prueba. Perturbación del razonamiento lógico en las mentes carrilbicistas, que les hace creer que en lugar de ser ellos los que tienen que demostrar que un carril-bici es necesario, son los demás los que tienen que demostrarles a ellos que no lo es. | 2. ¿Ein?

J

  • Jilipollez. Perturbación mental producida por consumo continuado o sobredosis de carrilbicoína; su cuadro sintomático es muy parecido al de la gilipollez.| 2. Expresión verbal confusa, a menudo ininteligible o carente de significado, que puede resumirse en “carril-bici ya”, que suelen proferir los afectados por dicha perturbación mental.| 3. ¿Ein?

K

  • KK. Carril-bici. | 2. La calzada.

L

  • Lugar de la Bicicleta. La calzada, por supuesto. | 2. El carril-bici, por supuesto. Y si no hay carril-bici, pues la acera.

N

  • NO. Adverbio de negación que, por una peculiaridad de la gramática carrilbiciana, no puede ponerse en la misma frase que el sustantivo “carril-bici”. En consecuencia, la expresión “carril-bici no” es incomprensible para un hablante nativo del carrilbiciano. | 2. Que carril-bici NO, coño. ¿Cómo hay que decirlo? | 3. ¿Ein?
  • Nocik. Abreviatura de “No ciclista”. Cualquier individuo, en un momento en el que no está utilizando una bicicleta. | 2. Individuo mayormente normal, para el cual la bicicleta no ocupa una parte central en su vida, y cuyos conocimientos sobre ella se limitan generalmente a lo que aprendió usándola de niño y lo que le ha inculcado la propaganda carrilbicista.

P

  • Pato. Ciclista que circula por las aceras haciendo el ñoño entre los peatones, normalmente a velocidad ínfima (a la que estaría más cómodo y se vería más digno simplemente llevando la bici de la mano), a horcajadas sobre la bici con uno o ambos pies en el suelo, a menudo jodiendo a todo el mundo y con cara de circunstancias pero sin decidirse a desmontar de la bici. | 2. ¿Ein?
  • Peatón. Todos, porque todos somos peatones. | 2. (Bicicrítica): Eslabón en la escala evolutiva entre el ciclista y el mono. | 3. Individuo que necesita concienciarse de la sostenibilidad de la bici y aumentar su civismo aprendiendo a respetar el carril-bici.

R

  • Risueño Carrilbicista. (Úsase en plural) Grupo de cicloturistas y petitorios/usuarios de carriles-bici dominante en Madrid, caracterizado por el buenrrollismo de plexiglás y por la jovial ligereza con la que suscriben cualquier idiotez que concluya en la construcción o propuesta de construcción de un carril-bici. Aunque originariamente es un grupo dedicado al cicloturismo, su ubicación en la capital del Reino ha convertido de facto a los Risueños Carrilbicistas en la representacón “oficial” de los intereses del ciclismo urbano ante las instancias del Estado, con los desastrosos efectos que están a la vista. | 2. Miembro de dicho grupo. | 3. De manera general, dícese de cualquier carrilbicista que participando de la actitud tribal de buenrollismo ciclista, utiliza el confortable sentimiento de pertenencia a la tribu ciclo-sostenible-guais para desconectar sus funciones cerebrales básicas y segregar hostilidad hacia quien las mantiene en uso. | 4. ¿Ein?

S

  • Salmón. Ciclista que circula en sentido contrario al tráfico. Futuro tema de noticias y estadísticas de defunciones en accidente. | 2. ¿Ein?
  • Segregación. Lo mejor de lo mejor para los ciclistas, porque les proporciona seguridad subjetiva y anima a la gente a usar la bicicleta. | 2. Creencia central del pensamiento mágico-supersticioso carrilbicista, que sostiene que pasar con la bicicleta cerca de un coche, igual que cruzarse con un gato negro o pasar por debajo de una escalera, trae todo tipo de desgracias para el ciclista. | 3. Concepto pseudocientífico de origen incierto, que sostiene que el mejor modo de maximizar la seguridad y la tranquilidad de los ciclistas es mantenerlos fuera de la vista y de la atención de los conductores hasta una décima de segundo antes de se se peguen un oxtión con ellos.

Y

  • ¡YA!. Interjección que suele acompañar a la expresión “Carril-bici”. Escáneres neuronales realizados sobre carrilbicistas han mostrado que su emisión se realiza sin intervención alguna del neocortex del individuo, y que es un acto reflejo debido a la existencia en los carrilbicistas de una conexión directa entre los músculos de la lengua/garganta y los nervios del coxis. Véase: “Reacción Carril-Pavloviana”; “Carril-jaculatoria”. | 2. ¡Carril-bici!
[cierre]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

20 comentarios to “Diccionario Bilingüe”

RSS Feed for El carril-bici es el opio del pueblo ciclista Comments RSS Feed

[...] de comunicación con los carrilbicistas estará de ahora en adelante, creciendo paulatinamente, en esta página! Ahí podrá encontrar las respuestas a preguntas [...]

[...] Archivado en: general — Etiquetas:humor, jamming — Txarli @ 4:00 am … los cicleatones a las [...]

[...] “cruzando la calle” junto con un colega, lo que sugiere un accidente estándar de cicleatón [Actualización: un artículo posterior señala que los ciclistas estaban cruzando por el paso de [...]

[...] el caso es que no parecen tontos, pero no sé qué tiene la carrrilbicoína, que afecta tan malamente a sus [...]

[...] (y de la Celtiberia en general). De hecho, ni siquiera creía que fuesen gilipollas, ni siquiera jilipollas, ni que fueran una masa de inocentes e incautos mantenida en la ignorancia y en una superstición [...]

[...] cosa que tienen las gilipolleces (y también las jilipolleces) es que se reproducen como ratas en celo continuo, y resulta muy dificil exterminarlas. Así, la [...]

[...] Y se queda tan ancho. Estos niveles de estupidez es que no se consiguen fácilmente sin ayuda química. [...]

para partirse de risa!!!


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 552 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: